Kucszynski ratificó a mayoría de sus ministros

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, designó ayer a su segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, en la jefatura del Consejo de Ministros y ratificó en sus cargos a la mayoría de sus ministros, después de que esta semana fueran obligados a renunciar por el Congreso dominado por el fujimorismo.

A poco más de un año de gestión, Kuczynski fue forzado a formar su segundo gabinete tras perder el jueves en el Parlamento el voto de confianza pedido por el jefe del Gobierno, Fernando Zavala, para intentar evitar la censura de la entonces ministra de Educación, Marilú Martens.

Tras aceptar la decisión del Congreso, que solo puede tomar esta medida con un máximo de dos gabinetes bajo el riesgo de ser disuelto por el presidente, Kuczynski tomó juramento a su vicepresidenta, quien deberá encargarse de manejar las hasta ahora difíciles relaciones con el fujimorismo.

CONFIANZA

Antes de retirarle esta semana la confianza a todo el gabinete, la oposición censuró en diciembre pasado al antecesor de Martens en Educación, Jaime Saavedra, lo que llevó a Zavala a considerar que, en realidad, existía un intento de boicotear las políticas educativas del Ejecutivo.

Además, en poco más de un año de gestión de Kuczynski, el fujimorismo también retiró la confianza y obligó a renunciar a Alfredo Thorne como ministro de Economía y Finanzas, e interpeló en Transportes y Comunicaciones al primer vicepresidente, Martín Vizcarra, quien renunció para evitar ser censurado.

CAMBIO TOTAL

Sin embargo, a pesar de que en las últimas horas los legisladores opositores insistieron en que Kuczynski debía cambiar a todos los ministros, el presidente solo retiró a Zavala y a los ministros de Economía y Finanzas, Educación, Justicia, Vivienda y Construcción y Salud.

Ratificó a los otros trece ministros en sus cargos, en una decisión que, según analistas, también puede ser vista como una señal para los inversores de que el Gobierno mantendrá la continuidad de sus políticas económicas y sociales.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Aráoz se manifestó ayer en ese sentido, al afirmar que no habrá cambios en las políticas públicas y que tratará de mejorar la relación con el Congreso.

“Tenemos que trabajar con ellos en el desarrollo del país, para el bienestar del país”, comentó antes de sostener que buscará “establecer un diálogo político importante” para lograr “el trabajo coordinado” con el Parlamento.

Anunció, en ese sentido, que ya conversó con el presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, para que el nuevo gabinete se presente ante el pleno durante la primera semana de octubre.

“El compromiso de la elección no fue para que estuviéramos en un debate permanente, sino para que cooperemos y trabajemos juntos, esta es la gran oportunidad que se presenta”, agregó.

RELACIONES

Galarreta compartió esta posición al señalar, en sendos mensajes en Twitter, que “empieza una nueva etapa” en las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Tras desearle “éxitos” a Aráoz y el nuevo gabinete, el presidente del Congreso aseguró que el Parlamento “seguirá dispuesto al diálogo y la búsqueda de consenso por el Perú”.

“Saludo al nuevo gabinete ministerial. El país necesitaba cambios y el Gobierno una oportunidad para enmendar sus errores de este primer año”, indicó.

Con su designación de ayer, la economista se convirtió en la cuarta mujer en presidir un gabinete de ministros en Perú, tras las abogadas Beatriz Merino, Rosario Fernández y Ana Jara, quienes asumieron ese cargo en 2003, 2011 y 2014, respectivamente. (EFE)

Comparte
Síguenos en Facebook