La mayor llamarada solar de la década provoca una fortísima tormenta magnética en la Tierra

Los especialistas del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol del Instituto de Física de la Academia de las Ciencias rusa han detectado este viernes una nueva llamarada solar de tamaño mediano de clase M8,1. 

Esta se produce poco después de la mayor llamarada lanzada por el Sol en la última década, cuya intensidad fue de X9,3 y provocó un empeoramiento de los sistemas de comunicaciones en los territorios de Europa y América. La última llamarada de intensidad parecida fue de clase X1,3 y fue liberada este jueves entre las 14:20 y 14:55 GMT.

La fortísima tormenta magnética desencadenada en la Tierra tras las recientes llamaradas solares ya ha alcanzado el nivel 4 de un máximo de 5, según los expertos rusos. Se estima que la fuerza de la tormenta es 10 veces mayor de lo esperado.

La eyección de masa coronal de la llamarada de clase X9,3 'está quemando' en estos momentos el campo magnético de nuestro planeta. Una nube de plasma alcanzó la órbita de la Tierra antes de lo previsto y el golpe ha sido más fuerte de lo que se estimaba.

El laboratorio ruso registró el inicio de una serie de llamaradas solares el 4 de septiembre. Desde entonces, según sus datos, han tenido lugar varias llamaradas de tamaño mediano de clase M y el día 6 se detectó una de clase X2,2, seguida de la más potente de los últimos 12 años.


nasa.gov