La trágica historia de Herculine Barbin, la mujer intersexual que perturbó la Francia del siglo XIX

Herculine Barbin tenía 21 años cuando sintió un dolor en su abdomen. Lo que dijeron los médicos cambió toda su vida


Herculine Barbin creció en Francia en el lejano 1800, donde disfrutó de una vida relativamente tranquila cuando era joven. Pero al cumplir 21 años, sufrió de algunos inusuales dolores en la zona de su abdomen y fue a unos médicos para realizar un chequeo. Nadie sabía que aquella visita al doctor cambiaría su vida por completo.

Si bien Herculine Barbin creció en una familia pobre, consiguió trabajos para familias ricas durante el verano cuando ella no estaba asistiendo a la escuela. Así ayudó a su madre a llegar bien a fin de mes durante un tiempo.

Su vida fue completamente ordinaria hasta sus 21 años, cuenta el sitio TimeLine, cuando el dolor en el abdomen apareció y asistió a un centro médico. Los especialistas la examinaron con cuidado y se sorprendieron. Ni Herculine ni su madre estaban preparadas para la noticia que los doctores les dirían.


Finalmente los médicos dijeron qué fue lo que encontraron en Herculine: ella nació con ambos genitales, tanto masculino como femenino. Si bien ella fue identificada como una mujer al nacer y vivió como tal durante sus 21 años, los doctores le dijeron que sus partes masculinas eran más prominentes y desde entonces, la consideraron un hombre. ¿Cómo es posible vivir una vida normal luego de tal cambio?

La vida de Herculine cambió radicalmente luego de su visita con los doctores, llenando su existencia de una eterna soledad. Fue rechazada de los trabajos de servidumbre al ser considerada un "monstruo" y la sociedad replicó este acto de segregación.

Herculine no pudo soportar tal agonía y terminó suicidándose a sus 30 años en una sucia habitación que alquilaba en París. Cuando su cuerpo fue encontrado, hallaron un libro de sus memorias junto a la mesa donde se encontraba su cuerpo. En el momento nadie lo tomó en cuenta, pero años después tomó mucho valor.


El filósofo y teórico francés Michel Foucalt redescubrió las memorias de Herculine Barbin en 1870, la cual describió como una historia llena de tragedia y tristeza y cómo una mujer nunca fue verdaderamente aceptada en la sociedad debido a la confusión que rodea su género.

En una poderosa frase que Herculine escribió en su libro, llama al mundo cruel que la echa de lado. Deseaba que supieran que, aunque se sentía traicionada,estaba en un lugar mucho mejor:

"Tienes que sentirte más compadecido que yo, quizá. Yo sobro sobre todas tus innumerables miserias, participando de la naturaleza de los ángeles; porque, como usted ha dicho, mi lugar no está en su estrecha esfera. Tienes la tierra, yo tengo un espacio ilimitado. Encadenado aquí abajo por los mil lazos de tus sentidos macros, materiales, tus espíritus no pueden sumergirse en ese océano límpido del infinito, donde, perdido por un día en tus áridas orillas, mi alma bebe profundamente".

-Herculine Barbin

Comparte
Síguenos en Facebook