Los asesinos de Adrián Moya se fueron a un karaoke tras cometer el crímen

Tras golpearlo brutalmente hasta causarle la muerte, los asesinos del universitario Édgar Adrián Moya Méndez se fueron hasta un karaoke de la zona de Miraflores, donde aproximadamente cuatro horas después del crimen fueron detenidos por la Policía junto a otras personas con las que se encontraban esa noche y que ahora están procesadas por complicidad y encubrimiento.

Pasaron cuatro días desde que ocurrió el horrendo asesinato que sacudió a la sociedad paceña y ahora se conocen más detalles de ese día, como el hecho de que, antes de huir del lugar donde ocurrieron los hechos, en la avenida Arce, los atacantes sacaron la placa del vehículo en el que se encontraban. Lo que no sabían era que alguién los había filmado y que un taxista los siguió para luego informar del hecho a la Policía.

Estos datos fueron proporcionados por el periodista Marcelo Paredes, quien registró la agresión en un video que posteriormente sirvió para dar con los autores, quienes ahora son procesados por asesinato, robo agravado y asociación delictuosa. En total son ocho detenidos, cuatro de los cuales son procesados por estos delitos y los otros cuatro por complicidad y encubrimiento.

"Normalmente en la plaza Bolivia (frente a la cual ocurrió el crimen)  escuchas griterío todo el momento. Hay riñas y peleas constantemente y reaccionamos llamando a la Policía (...). Esa noche escuchamos gritos. Yo estaba con mi mamá y sacamos la cabeza. Primero comenzó una discusión y lo estaban pegando con el casco al acompañante de Adrían que no sé cómo aguantó. Esta persona se metió a una zanja y huyó. Entonces corrieron hacia el universitario", contó Paredes en declaraciones al programa A Todo Pulmón de Cadena A.



Paredes fue convocado como testigo de este hecho y dijo que tiene otros videos que implican a las personas que fueron detenidas ese día. "Mientras sucedía la agresión comencé a llamar a la Policía, pero no contestaban. Luego, sorpresivamente llegaron tres patrullas, pero los implicados ya se habían ido", afirmó el periodista.

Contó además que en el video que se hizo público no sale la placa del vehículo porque los agresores la sacaron antes de partir del sitio. Por ello fue fundamental la participación de un segundo testigo.

"Se pudo dar con los agresores gracias a un taxista que siguió el auto. Él los siguió hasta el karaoke donde estaban y llamó a la policía. Se hizo una triangulación y se pudo dar con estas personas", relató Paredes.

"Lo que más llama la atención es que posteriormente a eso se van a un karaoke, disfrutan la victoria de una golpiza. (…). El taxista siguió al auto después”, complementó.

Édgar Moya luchó por su vida hasta el último segundo. Su muerte fue “lenta y con sufrimiento”, reveló el informe forense divulgado por la Policía.

En una audiencia de medidas cautelares que concluyó este jueves y que duró más de ocho horas, el Juez noveno de Instrucciónen lo Penal determinó enviar a la cárcel de forma preventiva a seis de los ocho sindicados por la muerte del universitario. Los otros dos tienen medidas sustitutivas.

Marco Y. R., Leandro M. C, y Diego M. Z fueron enviados a la cárcel de San Pedro, mientras que Franz A. F. debe guardar detención en el Centro de Rehabilitación de Calahuma. Los cuatro están imputados por asesinato, robo agravado y asociación delictuosa.

El juez también dispuso que Yoselin Z. M. y Yoselin R. A. sean enviadas al Centro de Orientación Femenina de Obrajes, ambas acusadas por los mismos delitos, pero en grado de complicidad, al igual que  Paola M. V., quien sin embargo debe guardar detención domiciliaria.

El imputado Marcelo A. M. también debe guardar detención domiciliaria y está imputado por encubrimiento.

Fuente: La Razón

Comparte
Síguenos en Facebook