Ministro Ferreira: Chile ‘por fin hace algo’ con el cavado de zanjas para combatir el contrabando

Para el Gobierno de Bolivia es “positivo” que la administración de Chile haya empezado a cavar zanjas en su frontera para neutralizar pasos ilegales y luchar contra el contrabando. Es una muestra de que “por fin…está haciendo algo”, sostuvo el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, sobre los trabajos iniciados en la frontera.


P U B L I C I D A D 
 
En agosto, el Gobierno Regional de Tarapacá (Chile), en la frontera con Bolivia, empezó con maquinaria pesada el cavado de zanjas para inhabilitar inicialmente 13 de 32 pasos fronterizos no autorizados e identificados con la finalidad de combatir actividades del narcotráfico, contrabando y la migración ilegal.

“Me parece una medida positiva porque va a coadyuvar a la lucha contra el contrabando. Por fin el gobierno chileno está haciendo algo, y ojalá pueda cumplir con todo lo que han dicho y hagan las zanjas en todo esos tramos…Eso ha afectado a los contrabandistas chilenos y bolivianos, por supuesto que eso afecta a sus negocios”, sostuvo.

La frontera con Chile es uno de los pasos con mayor actividad ilegal del contrabando de vehículos y mercadería de todo tipo hacia el mercado boliviano.

Desde Bolivia fueron identificados al menos 30 pasos ilegales en la frontera con Chile, que son utilizados para la internación de mercadería de contrabando. En agosto, Ferreira informó de la decisión de cavar zanjas en esas zonas y calculó que las obras demandarían al menos Bs 40 millones porque en algunos lugares se requiere de trabajos de ingeniería.

En el otro lado de la frontera, ya empezó ese trabajo. Maquinaria pesada empezó ya el cavado de zanjas en 13 pasos en la zona fronteriza chilena de Tarapacá, como ya lo habrían hecho en Antofagasta y Parinacota, para fortalecer el control y reducir el tráfico de drogas, el contrabando y la migración legal.

Ferreira informó que las zanjas están a distancias de 150 metros y 500 metros del límite entre ambos Estados.