Naomi no contaba con carnet de discapacidad

Zarina García, madre de la adolescente que continúa en terapia intensiva con diagnóstico reservado, manifestó a EL DIARIO que Naomi obtuvo su carnet de discapacidad sólo cuando la internaron en el Hospital del Niño, la semana pasada.

Aclaró que si bien hace años contaba con el documento, la familia paterna se quedó con el mismo, negándole la devolución del mismo en reiteradas oportunidades.

Cuenta García que en meses pasados se trasladó a la ciudad de La Paz para tramitar el carnet de discapacidad para Naomi, empero no pudo finalizarlo por el tiempo que demandaba y la urgencia que tenía para atender a su hija.

Por su parte, el secretario general del Comité de Lucha por la Reivindicación de los Derechos con Discapacidad (Conalur), David Hidalgo, explicó que el Comité Departamental de la Persona con Discapacidad (Codepedis) de cada departamento es el encargado de calificar a las personas y que el proceso para obtener el carnet de discapacidad tarda alrededor de seis meses o más.

“El único beneficio que ofrece el carnet es el de la renta, supuestamente tendríamos que estar beneficiados en las atenciones en salud, pero lamentablemente no se cumple, existe demasiada burocracia y terminamos pagando hasta lo básico que se necesita”, dijo Hidalgo.

“Estamos olvidados por nuestras autoridades”, afirmó, a tiempo de sostener que su sector está descuidado. Puntualizó que el único beneficio que reciben, pero que no es suficiente, es la renta anual de Bs 1.000.

HECHOS

A decir de Zarina, tres días previos al traslado de la adolecente al Hospital del Norte de la ciudad de El Alto, Naomi no ingirió alimentos, además presentaba vómitos y diarrea. Al ver que esos síntomas no pasaban, la llevó al Centro de Salud de Guanay, pese a que contaba sólo con Bs 200 para su atención médica.

Al no haber pediatras en Guanay, la trasladaron a Caranavi, porque se necesitaba la valoración de un cirujano para su herida, pero por la complejidad del caso los galenos decidieron derivarla al Hospital del Norte, pasando, entretanto, alrededor de cuatro días.

“No es primera vez que Naomi se interna ni que recibe suero ni placas de sangre, prácticamente es una vez al año que cae en cuadros similares con desnutrición”, expresó García.

Lamentó que personal del Hospital del Norte haya tomado la fotografía desnuda tapándole solamente los ojos, para hacerla viral, “¿es justo que una niña discapacitada pueda ser víctima de tanto?”, cuestionó.

Con lágrimas, Zarina manifestó: “Cuidé a mis hijos de acuerdo a mis posibilidades, amor en mi hogar nunca ha faltado, la gente juzga porque no sabe la historia real, no sabe el pasado”.

Apenada, la madre añadió que toda esta ola viral que se generó afectará tanto a ella como a sus otros tres pequeños.

Respecto a las úlceras en la cadera de Naomi, manifestó que por su condición, de estar permanentemente en reposo, hace años, tiene los mismos.

Aclaró que en el transcurso de sus 14 años, Naomi presentó cuadros similares, empero la diferencia con el estado actual es que el personal del Hospital del Norte virilizó la fotografía en las redes sociales, hecho que sólo entonces despertó la atención de autoridades.

“Naomi, además de presentar la parálisis cerebral –dijo– presenta episodios de epilepsia que alteran su salud; sin embargo, está última vez se complicó el cuadro por el rechazó que tenía hacia sus alimentos”.

Afirmó que los médicos que la atendían recomendaron que la niña debiera permanecer en un clima templado, pero por razones económicas no se pudo dar esa posibilidad a la paciente.

PADRE

José Luis Mano, padre de Naomi, contó que “fue una sorpresa” el enterarse del estado en el que se encuentra su hija. Aseveró que se enteró del estado de la menor por una foto que fue puesta en internet y aseguró que nunca se olvidó de sus hijos, sino que fue su exmujer quien los alejó de él.

“Mis hijos, cuando estaban conmigo en 2015, en septiembre, estaban bien. Su madre vuelve de Argentina, viene a mi casa y quiere llevarlos un fin de semana con ella, yo en ese momento tenía un buen trabajo y estaba manteniendo bien a mis hijos, tenían buena educación y gozaban de buena salud”, dijo el padre a la red Unitel.

Además, aseguró que no había motivo alguo para que la madre de sus hijos los aparte de su lado, pero cuando estaba en su trabajo, un día viernes, ella vino y se los llevó.

“Mi madre dijo que no podía impedir que se lleve a sus hijos, pero ella se comprometió a devolverlos el domingo, inclusive yo fui a Guanay, hablé con ella y le imploré que no me quite a mis hijos, porque si ella hizo su vida, se fue a otro país, por cosas que no puedo decir, por respeto a mis hijos y porque ella es mujer. En las investigaciones se dirá todo por qué ella se fue e hizo el abandono de mis hijos”, dijo.

VIOLENCIA FAMILIAR

Respecto a las declaraciones de su anterior pareja, Zarina García señaló que se vio obligada a salir del país y dejar a sus hijos con su padre ya que no soportaba la violencia psicológica, física y sexual a la que era sometida.

Afirmó que el padre de sus hijos nunca le pasó pensiones para sus hijos y debido a que la familia paterna de Naomi le negaba la devolución del carnet de discapacidad, tampoco pudo acceder a los bonos que le otorga el Estado, aunque este –dijo– era cobrado por la familia paterna de la menor.

García acusó a su expareja de intento de homicidio, no lo denunció porque sufría de amenazas constantes.

Según cuenta su expareja, estaba involucrado en política por lo que pensó que perdería cualquier proceso que iniciara ella. “Mis hijos vivían un trauma”, expresó.

Comparte
Síguenos en Facebook