Nicolás Maduro le declaró una insólita guerra al "minimalismo" por ser el "enemigo mortal de la revolución"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo el viernes una insólita declaración en la que definió al "minimalismo" como el "enemigo mortal" de la llamada revolución bolivariana. 

Lejos de la acepción artística del término, el líder venezolano la utilizó como sinónimo de "burocratismo" y de "hacer lo mínimo", por lo que pidió a sus ministros y demás funcionarios de su Gobierno trabajar más.

"Al minimalismo lo declaro el enemigo mortal de la revolución bolivariana, el minimalismo como expresión del burocratismo, como expresión del conformismo, como expresión de una enfermedad del alma, que no puede entrar en el alma de la revolución porque la revolución es motivación", dijo el gobernante.

Maduro dio esta declaración en cadena nacional transmitida en radio y televisión desde el palacio presidencial de Miraflores, donde dio indicaciones a ministros y funcionarios para que "no hagan lo mínimo" y se planteen los "objetivos máximos".

"No podemos quedarnos en la agenda minimalista (…) eso es contrarrevolucionario. Yo voy más allá, el minimalismo es contrarrevolucionario porque mata la revolución desde adentro, la ahoga, la asfixia desde adentro", apuntó.

También aseguró que su predecesor y mentor, el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), "siempre" le decía: "El minimalismo es uno de los males más grandes que el burocratismo expresa en la revolución".


Video de octubre de 2016, donde Maduro ya hablaba de "maximalismo" y "minimalismo"

El presidente empleó el término – que mundialmente se usa en referencia a la tendencia estética a eliminar lo superfluo – como bandera de su discurso del viernes para estimular el "avance de la revolución" con más trabajo.

Con información de EFE

Comparte
Síguenos en Facebook