ONU advierte crímenes contra la humanidad en Venezuela

AFP / Ginebra
El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pidió ayer una investigación internacional sobre el uso excesivo de la fuerza por las autoridades de Venezuela, estimando que puede tratarse de "crímenes contra la humanidad”. 

"Mi investigación sugiere la posibilidad de que se hayan cometido crímenes contra la humanidad (...) Exhorto al Consejo (de Derechos Humanos de la ONU) a lanzar una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela”, afirmó Zeid Ra'ad Al Hussein, en la apertura en Ginebra de la 36 sesión de esta institución. 

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, presente en la sala, rechazó esas críticas  y acusó durante su intervención al Alto Comisionado de tener un "comportamiento selectivo, parcializado y politizado” y pidió que cesara la agresión contra su país. 

En su intervención previa, Zeid aseguró que existe un "real peligro de que haya una escalada de tensiones y acciones del Gobierno venezolano contra instituciones democráticas y voces críticas, mediante procedimientos judiciales contra líderes de la oposición, el recurso a detenciones arbitrarias, el excesivo uso de la fuerza y malos tratos a los detenidos, lo que en algunos casos se asemeja a la tortura”. 

"El mes pasado -prosiguió Zeid- mi oficina divulgó un informe sobre Venezuela, subrayando el excesivo uso de la fuerza por parte de oficiales de seguridad, así como otras múltiples violaciones de derechos humanos en el contexto de las protestas antigubernamentales”. 

Reacciones venezolanas

En ese informe, el Alto Comisionado había asegurado que existe en Venezuela "una erosión de la vida democrática”, que "apenas sigue viva, si es que todavía está viva”. 

El canciller venezolano replicó rechazando este informe "plagado de mentiras y ofensas a nuestro país, que parece responder a directrices de Estados Unidos, principal violador de derechos humanos en el mundo”. 

Desde Caracas, la presidenta de la Asamblea Constituyente venezolana, Delcy Rodríguez, acusó al Alto Comisionado de alentar una "intervención imperial” en su país. Además, se refirió al "cinismo” de Zeid, que rompe todos los esquemas morales y éticos y avala la violencia de la derecha venezolana contra el pueblo. 

"Príncipe imperial justifica y avala terribles violaciones de DDHH de EEUU y sus aliados contra la humanidad! Exigimos no uso político de DDHH”, añadió sobre Zeid. Por su parte, Zair Mundaray, exfuncionario de la fiscalía general venezolana, avaló este informe en un encuentro con la prensa organizado por la oenegé UN Watch, que monitorea a la ONU, aunque afirmó que la situación es aún peor que la descrita. 

"Los resultados que allí se exponen son bastante similares a los obtenidos por el ministerio público venezolano en el transcurso de las investigaciones que hemos adelantado en esta materia, por lo que los avalamos plenamente”, dijo. 

Luego  añadió que  "sin embargo, me atrevo a afirmar que a pesar de lo dramático el panorama allí escrito, el material recopilado en el ejercicio de nuestras funciones nos permite sostener con fundamento probatorio que la situación es aún peor”.
 
Brazo del  poder
  •  Sanción Hillel Neuer, director general de UN Watch, sentenció: "ya es hora de que Venezuela sea suspendida del Consejo de Derechos Humanos. Es esto lo que estamos pidiendo”. Venezuela está sumida en una grave crisis política, económica e institucional.
  •   Víctimas  Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes antigubernamentales han dejado 125 muertos, entre abril y julio.
  •   Autoritario  La Comisión Internacional de Juristas, una organización basada en Ginebra, aseguró en un comunicado que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela "ha dejado de actuar como tribunal independiente y se ha convertido en el brazo de un dirigente autoritario”.