Planta de urea generará a Bolivia 233 millones de dólares anuales

El presidente Evo Morales dio inicio ayer a las operaciones comerciales de la Planta de Urea y Amoníaco, de Bulo Bulo, Cochabamba, que generará $us 233 millones de ingresos anuales por la comercialización del agrofertilizante.

El Jefe de Estado señaló que con el proyecto se cumplió la demanda de las organizaciones sociales referida a la nacionalización e industrialización de los hidrocarburos y la recuperación de las empresas públicas para el Estado.

“Misión cumplida, nuestro esfuerzo, nuestro compromiso no ha sido en vano, hoy estamos inaugurando esta planta, entonces instruyo iniciar la operación de la planta de urea aquí en Bulo Bulo”, señaló Morales mientras se encendían las sirenas como señal del inicio del funcionamiento.

Destacó que Bolivia “nunca más” importará agrofertilizantes, sino que ahora se convertirá en exportadora.

También se refirió al aporte del Banco Central de Bolivia (BCB) con créditos para financiar proyectos de industrialización del gas, como el de Bulo Bulo.

El presidente de YPFB, Óscar Barriga, explicó que la primera producción comercial del fertilizante se tendrá en alrededor de 15 días, y durante ese período se negociarán contratos de venta con Brasil para definir los precios y volúmenes.

Dijo que la comercialización de urea para el mercado interno estará en un 20% a 30% por debajo del precio que se tiene en la actualidad, y dependerá de aspectos como  almacenaje, transporte y si serán mayoristas los intermediarios que se hagan cargo de la venta y distribución.

“Se prevé que el consumo interno será aproximadamente 7% de la producción total, y según las proyecciones subirá a un 10% o 15% en tres años”, precisó Barriga.

El director del proyecto de Amoniaco Urea, Carlos Villar, sostuvo que la planta es la más moderna y grande en comparación con otros existentes en algunos países de Sudamérica.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, aseveró que se cumplió con la agenda de octubre de 2003 y que la “industrialización de los hidrocarburos es un salto cualitativo que cambiará la historia de Bolivia”.

Agregó que la nacionalización de 2006 incrementó la producción de gas natural, amplió la cobertura de gas en el mercado interno y consolidó los proyectos de industrialización.

Impacto económico 

El ministro Luis Sánchez indicó que la primera planta petroquímica del país inyectará nuevos recursos económicos al Estado y potenciará la producción de alimentos porque aumentará el rendimiento de los cultivos en 42% por hectárea.

“Los impactos del proyecto y los ingresos de la planta serán aproximadamente unos 233 millones de dólares, la factura de exportación será de 184 millones por año”, declaró.

La autoridad manifestó que la urea es un agrofertilizante con mayor demanda en el mundo por su principal cualidad, que es la recuperación de suelos degradados.

Características

La construcción de la planta de Bulo Bulo demandó una inversión  total de $us 953 millones financiados con créditos del BCB. Es el primer proyecto petroquímico en conclusión que convertirá al país en el principal proveedor de urea en Sudamérica.

“El complejo industrial tiene una capacidad de producción de 2.100 toneladas métricas por día (TMD) de urea con un consumo de gas que bordea los 50 millones de pies cúbicos por día”, explicó el encargado del proyecto, Carlos Villar.

El Gasoducto Planta Amoniaco Urea (GPAU) proveerá de gas natural seco a la planta. La instalación de este sistema de transporte de combustible demandó una inversión de $us 12,1 millones.

Al respecto, el ministro Luis Sánchez dijo que la planta tiene garantizado el suministro del energético hasta 2032, tomando en cuenta que las actuales reservas nacionales bordean los 10 trillones de pies cúbicos (TCF por sus siglas en inglés) y que el consumo y reposición en la última década fue de alrededor de 6 TCF.

En su cuenta de Twitter (@evoespueblo), el Presidente señaló que “para la construcción de la obra se ha utilizado tecnología de punta. Nos enorgullece que en esta planta también se van a formar científicos”.



Perú expresa interés en el amoniaco y urea para la minería y agricultura

El vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, abrió la posibilidad de requerir el amonio y la urea, que desde ayer se produce en la planta de Bulo Bulo, en el trópico de Cochabamba, dos insumos altamente demandados en el país vecino para las actividades de la minería y agricultura.

La autoridad peruana participó ayer en la inauguración y puesta en operación de la primera planta petroquímica de Bolivia, y destacó el esfuerzo de la población para alcanzar metas de desarrollo.

Explicó que el crecimiento económico de Perú es impulsado principalmente por dos sectores: la minería y agricultura. Para el primer caso se requiere el nitrato de amonio, que es obtenido de la combinación del ácido nítrico con el amoniaco que Bolivia ahora tiene a disponibilidad; para el segundo, la demanda de urea es alta y se orienta a mejorar el rendimiento de los cultivos de alimentos.

Vizcarra señaló que para viabilizar la compra y venta de amoniaco y urea se debe pensar en el costo del transporte y canalizar la mejor opción, que sería el Corredor Bioceánico Central, referido al proyecto del tren propuesto por Bolivia y que es apoyado por el Gobierno de Perú.

“Nosotros en Perú ponemos a disposición puertos peruanos en la costa sur del Pacífico para que hagan la exportación de esos productos (urea y amoniaco)”, aseveró la autoridad peruana.

Añadió que si bien es conveniente transportar la urea con camiones, sería mucho más económico hacerlo por tren para llegar a los mercados de consumo.

“Es el proyecto que añoramos, es el proyecto que coincidimos como visión de desarrollo con el presidente Evo (Morales) y que nos hemos puesto como tarea sacarlo adelante”, apuntó el Vicepresidente de Perú.