Polémica por un “secuestro” reaviva conflicto de Achacachi

Página Siete  / La Paz
La polémica por el "secuestro” del dirigente de los Ponchos Rojos  Modesto Clares  reavivó el conflicto de Achacachi, que ya lleva cuatro semanas sin una salida a la vista.

Los dirigentes anticiparon que no abandonarán las medidas de presión iniciadas, como el bloqueo  de la carretera El Alto-Copacabana y otras vías que conectan con el norte del departamento de La Paz.

La vigilia protagonizada por mujeres en la sede del Gobierno también será reforzada y hoy los residentes achacacheños convocaron a un cabildo en la plaza San Francisco para fortalecer las protestas que buscan la renuncia del alcalde Édgar Ramos, la liberación del dirigente vecinal Esnor Condori y dos profesores encarcelados en el penal de San Pedro.

El Gobierno tampoco quedó de brazos cruzados. El ministro Carlos Romero confirmó que el miércoles presentó una  denuncia contra del dirigente Felipe Quispe ante el Ministerio Público "por el delito de secuestro” porque, según la autoridad, "Clares se encuentra en condición de rehén, es una persona secuestrada por Felipe Quispe y sus acólitos encapuchados, es un gravísimo delito tipificado en el ordenamiento penal”, dijo en conferencia de prensa.

El Mallku respondió que no le preocupa el proceso porque lo que busca el Gobierno es "descabezar” al movimiento achacacheño, dentro de un plan al que denominó "plan conejo”.

El miércoles, el defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, denunció que el dirigente de los Ponchos Rojos, afines al Gobierno, fue secuestrado en El Alto y llevado hasta el punto de bloqueo en Cucuta, pero el "secuestrado” desmintió la versión y dijo que estaba ahí por su voluntad y que permanecería hasta que se solucione el conflicto.

Clares se encontró ayer con sus hijos en el punto de bloqueo, pero el ministro Romero y Tezanos Pinto tienen dudas sobre las razones de la presencia del dirigente en ese sector, por ejemplo, tiene un hematoma visible en el pómulo izquierdo.

"Modesto Clares ahora está en calidad de rehén”, sentenció el ministro pero descartó una intervención directa de la Policía para liberar al "secuestrado”.

"La Policía  no puede actuar de manera directa porque después la procesan”, advirtió. El Mallku ratificó ayer que Clares se unió voluntariamente al bloqueo. "Él es dirigente provincial, se ha incorporado a este movimiento de forma voluntaria, nadie le ha obligado. Él ha declarado de cara al pueblo y dijo que ‘me voy a quedar aquí porque soy achacacheño”, aseguro el exguerrillero del EGTK y excompañero de armas del vicepresidente Álvaro García Linera.

Quispe dijo que Clares se quedará en el bloqueo y  está convocando a las organizaciones cantonales y de base para que puedan reforzar la movilización.