Quipus oferta en el mercado celulares de baja gama similares a los chinos al doble del precio

Leny Chuquimia /La Paz
La Empresa Pública Quipus ensambló 30.750 teléfonos móviles   de baja gama, con componentes  chinos, cuyo costo  duplica el precio de equipos similares de contrabando. Desde que la estatal entró  al  mercado, en 2015, vendió 3.851 celulares.

El 15 de septiembre, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Eugenio Rojas, fue interpelado por la Asamblea Legislativa por presuntas pérdidas económicas  en la estatal Quipus.
 
En esa sesión fue cuestionado con el argumento de que ni él ni los asambleístas usaban  un celular ensamblado por  la estatal. 

"Nos preocupa que en la interpelación  no se haya dicho nada sobre  los celulares que ensambla Quipus y que ni los  diputados del MAS sean usuarios de los mismos. Es preocupante porque  este es el ítem   en el que más dinero se está perdiendo, debido a las bajas ventas de los equipos  y  a la falta de promoción y alianzas estratégicas”, manifestó el diputado de la opositora  Unidad Demócrata (UD), Amilcar Barral.

Calidad y  bajas ventas

En todo el país, Quipus cuenta con cinco sucursales, dos   en La Paz y tres  en Oruro, Santa Cruz y Tarija . En la sede de Gobierno uno de sus puntos de venta está en la calle Pedro de la Gazca de la zona Eloy Salmón, donde se concentra   el comercio de equipos   nuevos, originales, de imitaciones, de segunda mano o de contrabando. 

En el local de la estatal no hay la misma  afluencia de clientes de los  negocios aledaños. Los contados interesados son por lo general personas mayores en busca de un equipo sencillo para incursionar en  el uso del  smartphone. 

"¿Puede grabar mi nombre?”, consulta una de las potenciales compradoras  refiriéndose a la promoción que Quipus lanzó por el Día de la Madre, en mayo, y  que ya  no está vigente. La señora pregunta sobre la calidad de la cámara y si tiene WhatsApp mientras manipula un Thinku LTE. 

De acuerdo a los datos oficiales presentados por la empresa pública Quipus, en respuesta a la petición de informe escrito N° 42/2017-2018, la estatal  ensambló  27.750 celulares de la serie  Thinku  LTE y 3.000 de la serie Heka 3G. De estos,  fueron vendidos  3.299 y 552 respectivamente. 

"Según la información que nos han mandado antes de la interpelación, entre computadoras, tabletas y celulares,  habían 46.675 equipos en depósito porque no fueron vendidos”, dijo Barral.

De esta cantidad 26.899 unidades corresponden a los teléfonos móviles, casi el 60% de la producción que está  almacenada.  

En una entrevista con medios estatales, el ministro Rojas reconoció que la estatal tiene problemas para competir con marcas internacionales reconocidas y  con el contrabando. Aseguró que los equipos de Quipus son de la misma calidad y más baratos, pero que la ciudadanía prefiere  marcas conocidas. "Los usuarios no quieren apoyar a su industria, es un problema de mentalidad”, sostuvo.

Técnicos y comerciantes señalan, sin embargo, que  el principal escollo para la comercialización de los celulares Quipus son sus características. "Son iguales en tecnología que los chinos”, afirman.

    Los vendedores de  teléfonos móviles señalan que por sus características el Thinku LTE, que es vendido a 1.323 bolivianos,  es equivalente a un Huawei Y5, cuyo precio es de 750 bolivianos.
 
Comparándolo con la serie Samsung señalan que es similar a un  J2 Prime, que puede ser adquirido en 800 bolivianos.

"No podemos decir que son modelos obsoletos porque han salido relativamente recién; pero son celulares muy simples y básicos, que se conocen como de baja gama”, explicó uno de ellos.

    El equipo técnico de Página Siete,  identificó  las características de los celulares Quipus:  El  procesador de estos equipos es un Quad Core 1.5 GHZ cuando  otras marcas utilizan  una Qualcom 2.35 GHZ. La  RAM   cuenta con 1 GB y  en  almacenamiento 8GB cuando otros equipos ya llegan a los 64 GB.

    El técnico superior y docente en ensamblaje y reparación de celulares Roger Paredes señala que los teléfonos inteligentes de Quipus no llenan las expectativas del mercado. "Se asemejan a los celulares chinos. Cuentan con un procesador mediatek (mtk),  son muy vulnerables en cuanto a seguridad y tienden a colgarse”.

    El especialista señala que estos celulares son comparables con los Huawei de baja gama o a  los Alcatel C5 o C7 que pueden ser adquiridos a precios entre 400 y 500 bolivianos. "Es por esa razón que los Quipus no tienen éxito en el mercado boliviano ya que la gente se impresiona con la calidad”, dijo. 

El diputado Barral dijo que esto se debe a que las piezas adquiridas para el ensamblaje   son de procedencia china en su totalidad. "Son los mismos teléfonos chinos  y mientras  pasa el tiempo los equipos se  devalúan más”, sostuvo.
Compra "obligada” de celulares
  
 "Lo que están haciendo  para deshacerse de los equipos que están en depósitos es obligar a los funcionarios públicos a comprar los celulares  Quipus y lo mismo a los de las  alcaldías con las computadoras”, denunció   Barral.

Observó que la venta podría mejorar con una buena estrategia. "Pero la misma empresa ha confirmado que no tiene convenios ni siquiera con ENTEL”, apuntó.  

Página Siete  pidió a Quipus y al área de comunicación del Ministerio de Desarrollo Productivo una entrevista para abordar el tema, pero no obtuvo  respuesta.

Las características de los  teléfonos moviles Thinku LTE y Heka 3G
  • Thinku LTE Tiene una pantalla táctil de cinco pulgadas y un procesador Quad Core 1,5 GHz. La cámara principal es de 13 megapixeles y la  delantera  de dos megapixéles. La memoria interna es de 8GB de almacenamiento, 1GB de RAM y es expandible a 32GB en memoria SD. El sistema operativo es Android 5.1.
  •  Heka 3G La pantalla es de 5,25 pulgadas con una cámara  principal de 8 megapixeles. Su procesador es un Quad Core 1,5 GHz. La memoria interna es de 8GB,  RAM de 1GB y soporta hasta 32GB de memoria externa. El sistema operativo es Android 5,1.
Ministro Rojas asegura que Quipus es sostenible

 Luego de  ser interpelado por la Asamblea Legislativa, el ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, sostuvo que Quipus es sostenible.  Aseguró que no recibe subvención del Estado.

 "Quipus es sostenible, tiene utilidades, no recibe ni un centavo del Tesoro General, sólo tiene un crédito de más de 60 millones de dólares y ya hemos pagado más de 14 millones entre capital e intereses que hemos recibido. La empresa paga salarios, beneficios sociales, servicios de agua, luz e internet”, manifestó.

Entre los datos proporcionados ante los legisladores, aseveró que  en tres años la estatal generó  416,4 millones de bolivianos y realizó gastos por  412,5 millones. "Quedan en caja 3,5 millones”.

Sostuvo que el sector público es el principal consumidor al igual que el magisterio, cuyos miembros pueden acceder a la compra de productos  a pagos. Mientras que, según su informe,  las ventas al sector privado alcanzaron  a 5.577 computadoras. En cuanto a la ampliación del mercado al exterior del país afirmó que  la empresa  exportó a Ecuador 5.138 computadoras por un valor de  6,1 millones de bolivianos.

La diputada Norma Piérola (PDC) indicó que las respuestas de Rojas  no fueron satisfactorias porque no reflejan la realidad de la empresa. "Dice que no recibe subvención pero el Tesoro General de la Nación ha puesto dinero para  el  funcionamiento. No hay producción, sólo es para dar trabajo a la gente del MAS”, afirmó. 

Barral hizo una  solicitud de las auditorías y estados financieros. "Con ellas veremos la verdad”.

Comparte
Síguenos en Facebook