Revelan que Israel tiene problemas mentales, huyó porque cree que hallará a su mamá

(ANF).- Israel, el niño que vivía en la casucha de un perro en El Alto, padece de una enfermedad mental y cree que su madre que lo abandonó a él y su hermano menor trabaja de voceadora en un minibús en la urbe alteña. Razón que lo motivó para huir de la casa de acogida Eguino, ubicada en La Paz, con la esperanza de reencontrarse con su madre.

De acuerdo a la responsable de Desarrollo Humano de la comuna paceña, Rosmery Acarapi,  Israel de 13 años escapó en más de una ocasión del hogar que lo cobijó desde 2016, y cree en “su imaginario” que su madre "se gana la vida trabajando de voceadora de minibuses en la ciudad alteña".

“El menor tiene problemas de conducta, problemas psiquiátricos. No es la primera vez que él se escapa del hogar”, explicó la funcionaria edil.

Israel recientemente fue rescatado por la Defensoría de la Niñez de El Alto de una casa improvisada para perro ubicada en plena avenida Panorámica, donde vivió por más de dos semanas y se alimentaba de la basura, de la caridad de los vecinos y de sus ocasionales ganancias como lava platos y voceador.

De acuerdo a las primeras investigaciones, se manejaba la hipótesis de que los padres del adolescente habrían fallecido en un accidente o que eran alcohólicos, sin embargo, Acarapi reveló que ambos padres viven, pero que desde el año pasado desaparecieron y se desentendieron de Israel y su hermano menor de 10 años que también permanece en un albergue.

“Desde que la Defensoría de Max Paredes remitió el caso en 2016, la mamá no retornó para las terapias psicológicas, se desentendieron. Se la convocó en varias oportunidades, pero desapareció. El papá de la misma manera y por eso se toma la decisión de que los menores vayan a un hogar”, afirmó.

Comparte
Síguenos en Facebook