Tensión, EEUU habla de 'aniquilar' ante la amenaza de Corea del Norte

Asesores del presidente Donald Trump advirtieron ayer a Corea del Norte que debe cesar su programa armamentista y dejar de amenazar a otros países, o de lo contrario enfrentará su aniquilación. 
Las advertencias surgen al día siguiente de que el líder, Kim Jong Un, juró continuar con su programa bélico y afirmó que Corea del Norte está cerca de su meta de lograr "el equilibrio" militar frente a Estados Unidos. Surgen además en momentos en que líderes mundiales empiezan a llegar a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas.
Previo al encuentro. El gobierno de Trump aumentó ayer la presión sobre Corea del Norte, en la víspera de la Asamblea General de la ONU, donde Estados Unidos pedirá sanciones internacionales contra Pyongyang, al que amenazó con destruir si continúa provocando a Washington o a sus aliados.
"El punto crucial será unir a todos los países, a todos para que hagan todo lo posible para reforzar esas sanciones, que hagan todo lo que pueden para resolver este problema sin llegar a un conflicto militar", dijo en una entrevista en la cadena ABC el general H.R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional de Trump.
Llegada de 'terroristas'. El decreto, que supuestamente debe impedir la llegada de "terroristas", prohíbe temporalmente la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de seis países con mayoría musulmana (Siria, Libia, Irán, Sudán, Somalia y Yemen), así como a refugiados de cualquier parte del mundo sur estadounidense.
Por "todos los países", los estadounidenses señalan principalmente a China y a Rusia, dos aliados económicos de Pyongyang y con los que comparte fronteras.
"Todas las opciones están en la mesa", previno al canal ABC el general, aludiendo a una fórmula diplomática para referirse a una acción militar.
Desafiante Norcorea. A la fecha, la acumulación de sanciones no ha disuadido a Kim Jong-Un para detener su ambición de desarrollar su programa nuclear y balístico. Citado el sábado por la agencia estatal KCNA, Kim dijo que su "meta final es establecer el equilibrio de fuerza real con Estados Unidos para que los gobernantes norteamericanos no osen seguir hablando de opción militar contra Corea del Norte".

Comparte
Síguenos en Facebook