Atención se concentra en el Che

urgentebo.com y agencias
Todo está listo y Vallegrande es un hormiguero de miles de personas que confluyen en la ciudad cruceña para conmemorar los 50 años de la muerte del guerrillero Ernesto “Che” Guevara, cuyo pensamiento, ideología y legado son parte de las reflexiones.

Varios miembros de la plana mayor del Gobierno, entre ellos el presidente Evo Morales, se concentran hoy y mañana en ese punto a propósito del medio siglo de la muerte del guerrillero, registrada el 9 de octubre de 1967, un día después de que el Ejército boliviano lo tomó prisionero en la quebrada del Churo.

Miles de militantes, investigadores, escritores, artistas y periodistas de países de Latinoamérica y otros puntos del planeta, también están en esa región del sudeste de Bolivia, desde donde el Che intentó expandir la revolución internacionalista.

Hoteles y posadas de Vallegrande, a 18 kilómetros de La Higuera, en cuya escuelita fue ejecutado el Che por el soldado boliviano Mario Terán, se han visto rebasados.

La organización de la conmemoración, que contará con la asistencia de los vicepresidentes de Cuba y Venezuela –el primero ya está en el país–, ha dispuesto un emplazamiento para que los visitantes que no encuentren camas de hotel ocupen decenas de carpas y extiendan sus bolsas de dormir cerca del aeródromo de Vallegrande, donde en julio de 1997, antropólogos de Argentina y Cuba encontraron las osamentas del Che y ocho de sus compañeros de armas, tras 30 años de su sepultura furtiva.

El Gobierno también habilitó un campamento en el campus de la Universidad de Vallegrande, con capacidad para unas 4.000 personas.

El Presidente, que encabezará los actos, será uno de los que acampe al llegar a Vallegrande, en espera de los actos centrales de mañana, lunes. Esta jornada, ya encabezará una peregrinación hacia el emblemático poblado de La Higuera.

Todas las autoridades llegan, según el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, "despojados de lujos y ostentación", “en calidad de compañeros”. La masiva asistencia confirma que las ideas del Che siguen vivas, afirmó.

A Vallegrande también ya arribó el hermano menor del Che, Ramiro, que abogó por la instrumentación de políticas progresistas en la región, por cuyo desarrollo luchó el comandante rebelde.

Ayer la atención se concentró en los ex guerrilleros cubanos Harry Villegas (Pombo) y Leonardo Tamayo (Urbano), que combatieron en Bolivia junto al argentino-cubano y en las últimas horas se instalaron en Vallegrande.

Se trata de dos de los tres cubanos que lograron escapar del cerco de los soldados bolivianos en la Quebrada del Churo, el 8 de octubre de 1967.

Villegas vuelve por primera vez a Bolivia y para Tamayo es la cuarta ocasión. Ambos, como la mayoría de los participantes, abogaron por los denominados gobiernos progresistas y dedicaron elogios a Morales.

El Gobierno había anunciado su deseo de que los dos ex guerrilleros cubanos participaran en un acto de unidad para cerrar las heridas con los soldados bolivianos de entonces, pero los excombatientes del Ejército lo rechazaron por completo.

Mientras se esperan los actos centrales, columnas de peregrinos van y vuelven de La Higuera al Churo; escritores llamaron a fortalecer la unidad de la región ante el "acecho" del imperialismo contra los gobiernos progresistas en el Encuentro Mundial del Pensamiento Guevarista; el II Encuentro Latinoamericano de Comunicadores Antiimperialistas busca imprimir "musculatura" a la comunicación alternativa para defender a los gobiernos progresistas, en medio de múltiples foros, debates, exposiciones artísticas y musicales, entre otras actividades culturales.

Mañana, lunes, concluirá el programa con el acto central en la Lavandería en el Hospital Señor de Malta, luego se realizará la ofrenda floral a Tania en la fosa de los guerrilleros.

La Policía moviliza cerca de 500 efectivos para garantizar la seguridad en los actos.

Comparte
Síguenos en Facebook