Banco Mundial fijó en $us 56 precio del crudo para 2018

El último informe sobre commodities (productos básicos) del Banco Mundial, fijó en $us 56 el precio promedio del petróleo en el mercado internacional en 2018. El organismo multilateral anticipó en su reporte, Panorama sobre los mercados de productos básicos, un leve aumento en los precios de los productos básicos que se cotizan en bolsa.

En 2018, el anunciado precio promedio del petróleo estará por encima de $us 53 registrados en 2017, según el organismo multilateral, que dijo que como resultado del aumento sostenido de la demanda, de los recortes en la producción acordados entre los exportadores de petróleo y de la estabilización de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, en 2018, el precio del petróleo aumentará y se estabilizará el alza de los precios de metales.

ANALISTAS

Al respecto, EL DIARIO consultó a dos expertos, quienes coincidieron en ofrecer argumentos en relación al alza del petróleo y por qué se daría una mejora en esa proporción, aunque tuvieron disensos en algunos aspectos del tema.

El incremento de la demanda de petróleo a nivel mundial elevará su valor, se espera se sitúe en $us 56 el barril en los mercados internacionales, pero un mayor precio motivaría la producción no convencional, y Estados Unidos se apunta para iniciar operaciones del denominado, shale gas, según el experto boliviano en hidrocarburos, Hugo del Granado.

PRODUCCIÓN

Mientras tanto, su colega Boris Gómez Úzqueda señaló que los recortes realizados por la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) estimuló el precio y el aumento del uso de gas natural, pero desestimó que el mismo asome a $us 100 el barril, como ocurrió en 2014.

Ambos coincidieron, sin embargo, que Estados Unidos jugará un papel importante en el precio y en la producción de crudo y gas, ya que un precio alto motivará a las empresas reiniciar los proyectos no convencionales, que estaban archivados hasta el presente, debido a los precios internacionales.

ACUERDO DE PARÍS

Gómez Úzqueda consideró que una señal importante que dio el país del norte fue la retirada firma del Acuerdo de París en materia medioambiental, que a Estados Unidos le dio vía libre para hacer grandes inversiones en producción de shale y gas no convencional.

Mientras tanto, Del Granado incidió que el aumento de la demanda ya estaba anunciado por la Agencia Internacional de Energía (AIE). En 2016 la demanda de crudo llegó a 1,2 millones de barriles diarios, y hasta finales de la presente gestión se estima que aumentará a 1,6 millones.

El entrevistado señaló que la demanda estará impulsada por la economía china y la europea, ya que los recortes de producción de los países miembros de la OPEP no tuvieron los resultados esperados. A pesar de que se adoptó esta medida en diciembre de 2016, al primer trimestre de la presente gestión los valores se mantenían aún en bajo perfil.

A pesar de las proyecciones de los organismos internacionales y otras entidades en el tema, Del Granado dijo que hay que entender que hay ciclos altos y bajos, y que los que se vive actualmente son de periodos cortos, y no de largo plazo como en el pasado.

PREVISIONES

Del Granado alertó también que los altos precios motiven la producción no convencional, y nuevamente se sature el mercado con producción de crudo y de gas, lo que ocasionaría que se presione el valor hacia abajo.

OTROS PRODUCTOS

En la edición de octubre de 2017 el informe del Banco Mundial, Commodity Markets Outlook (en inglés), el organismo pronosticó que en 2018 los precios de los productos energéticos básicos “petróleo, gas natural y carbón” subirán 4%, tras el considerable incremento de 28% que experimentaron este año.

Se espera que el índice de los metales se estabilice el próximo año, luego de que el aumento del 22% de este año, producto de una corrección en los precios del mineral de hierro, se vea compensado por el aumento del precio de otros metales básicos.

Se prevé que los precios de los productos básicos agrícolas, entre ellos los productos alimentarios y las materias primas, que registraran un modesto retroceso en 2017, aumentarán ligeramente el próximo año.

“Los precios de la energía se están recuperando en respuesta al nivel de demanda sostenida y a la disminución de las existencias, pero mucho depende de la predisposición que muestren los productores de petróleo a ampliar los recortes en la producción”, afirmó John Baffes, economista superior y autor principal de Commodity Markets Outlook. “Los acontecimientos en China desempeñarán un papel importante en la trayectoria de los precios de los metales”, indicó.

Comparte
Síguenos en Facebook