Bolivia aumentó importación de combustibles en primer semestre

Reportes oficiales del Instituto Nacional de Estadística indican que el monto destinado para la compra de los combustibles aumentó de $us 301,9 millones a 431,8 millones.

Página Siete /La Paz
La importación de combustibles como la gasolina y el diésel se incrementaron en un 30% en valor con datos comparativos entre enero y julio de 2016 con similar periodo de este año. Mientras que en volumen aumentó en 14,3%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el detalle elaborado por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en base a datos oficiales, se indica que el monto destinado para la compra de los combustibles aumentó de 301,9 millones de dólares, registrado durante los siete primeros meses de 2016, a 431,8 millones de dólares, en igual lapso de este año. (Ver infografía).

En el caso de la cantidad internada al país se incrementó de 578.252 toneladas métricas a 675.049 toneladas, en el periodo citado.

Sobre el tema, el exministro de Hidrocarburos, Guillermo Torres, dijo que el mayor volumen comprado se debe a la menor producción de líquidos, es decir que no se extrajo el mismo nivel que en los primeros meses de 2016, debido a la declinación de campos y megacampos, de donde se extraen condensados.

En el caso del dinero destinado para la compra del mercado internacional, la razón es la subida del precio del petróleo, tomando en cuenta que entre enero y julio de 2016, la cotización estuvo en promedio en 40,31 dólares el barril.

Mientras que en similares meses de 2017 el promedio se incrementó a 49,6 dólares. Lo que significó que el Estado destinó más recursos para la compra.

Para este año, en el Presupuesto General del Estado 2017 el Gobierno prevé que la subvención y los incentivos a los hidrocarburos sumarán 3.484 millones de bolivianos, que equivalen a 500 millones de dólares.

Según YPFB, el país es autosuficiente en el caso de la gasolina, porque produce en un 90% y el resto se importa, pero en diésel, la producción en Bolivia sólo llega hasta un 45% y el 55% es internado de mercados del exterior.

En 2016 el país compró del mercado internacional 968.782 toneladas métricas de diésel con un costo de 504,3 millones de dólares.

La importación total de combustibles y lubricantes creció de 221,6 a 336,7 millones de dólares, según los datos oficiales.

La producción disminuye
La producción de gas natural disminuyó en un 7,8% durante el primer semestre de este año comparado con similar periodo de 2016, debido a la menor demanda de parte del mercado brasileño, señala un informe del Banco Central de Bolivia (BCB).

En el Informe de Política Monetaria (IPM) julio 2017 del ente emisor, se precisa que la producción promedio entre enero y junio del pasado año fue de 57,9 millones de metros cúbicos día (MMmcd), mientras que en similar fecha de este 2017 sólo fue de 53,8 MMmcd. “Como consecuencia de una menor demanda de gas natural por parte de Brasil, la producción de hidrocarburos registró una disminución, la cual fue compensada parcialmente por una mayor demanda de Argentina y del mercado interno”, indica el reporte publicado la pasada semana.

Incluso cita que el vecino país “priorizó” la generación de energía hidroeléctrica, gracias a los elevados niveles de embalse.

En la rendición de cuentas iniciales del Ministerio de Hidrocarburos, que se realizó el pasado 29 de agosto en Trinidad, Beni, en base de datos a mayo pasado, se indicó que durante el periodo 2006-2017 se “destaca” la tendencia de incremento en la producción fiscalizada anual de gas natural, alcanzando un promedio máximo de 59,63 MMmcd en 2014.

Según el Presupuesto 2017, el año pasado se proyectó una producción de gas de 58,36 MMmcd y para este año se estima que subirá a 59,19 MMmcd, con una variación de apenas 1%. Además, se prevé menores ingresos.

Comparte
Síguenos en Facebook