Cochabamba pierde 47 mercados

En la última década, los productos locales perdieron 47 mercados de exportación porque no se generaron políticas públicas de fortalecimiento e incentivo para el desarrollo de las industrias, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Durante el mismo periodo, se abrieron 19 destinos nuevos y se mantuvieron otros 31. Ante este panorama, los empresarios privados de la región pidieron que el Gobierno frene el “acoso” que espanta las inversiones y exigieron mayor atención por parte de las autoridades de diferentes niveles de Gobierno.

En este sentido, la jefa de la Unidad Estadística del IBCE, Jimena León, sostuvo que las exportaciones del departamento alcanzaron un récord histórico en el año 2013, con un valor de 450 millones de dólares. Sin embargo, al finalizar 2016, descendieron hasta llegar a los 259 millones de dólares.

Según datos del IBCE, entre el año 2006 a 2017, Cochabamba tuvo 22 categorías de productos exportados. En este periodo se logró retomar la exportación de cuatro productos tradicionales, como el estaño, el plomo, el oro y la plata. Contrariamente, se dejó de exportar café, cacao, azúcar, algodón y joyas.

Al respecto, los presidentes de la Federación de Entidad Privadas de Cochabamba (FEPC) y de la Cámara de Exportadores (Cadexco), Javier Bellot y Gunter Hass,  respectivamente,  coincidieron –por separado– en que las exportaciones locales son perjudicadas por una constante pérdida de competitividad.

“Ya no somos competitivos, porque cada vez nuestros costos son más altos, nosotros recibimos el mismo tipo de dólar y esto afecta mucho para que muchas empresas ya no puedan exportar”, sostuvo Hass.

Por otra parte, Hass aseguró que muchas empresas cochabambinas comenzaron a trasladar sus fábricas al departamento de Santa Cruz, debido a las facilidades que ofrecen sus autoridades.

“Llama mucho la atención que en otras regiones del país es mucho más fácil desarrollar actividades que en Cochabamba. Tenemos que resolver de una vez cómo están actuando las autoridades a nivel  local”, aseguró.

Para Bellot, existen cuatro factores que impiden un mejor desempeño en las empresas que producen valor agregado en el departamento. En primer lugar, aseguró que el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) tarda “demasiado” tiempo en los trámites referidos a exportaciones.

Por otra parte, cuestionó el accionar del Sistema de Impuestos Nacionales (SIN) y la función fiscalizadora que ejerce sobre el sector. Asimismo, detalló que el tratamiento de sustancias controladas en el proceso de exportación se convierte en otra de las barreras.

Hass añadió que el Estado impulsa acciones de promoción de los productos bolivianos a través de las embajadas. Sin embargo, indicó que los esfuerzos no son suficientes y se debe entregar mayores incentivos.

450 millones de dólares fue el récord histórico de exportaciones en 2013. Sin embargo, la cifra cayó a 259 millones de dólares en 2016.

DOMINAN LOS PRODUCTOS TRADICIONALES

Según el IBCE, las ventas al exterior que realiza el departamento están compuestas principalmente por productos tradicionales; es decir, minerales e hidrocarburos. En 2013, alcanzaron su máximo valor con 300 millones de dólares, siendo el gas natural el 80 por ciento de estas ventas. Entre los minerales exportados, sobresalen la plata, plomo y wólfram.

OPINIONES

"La exportación de productos no tradicionales es diversificada. En 2015 alcanzó su nivel máximo con 155 millones de dólares frente a 36 millones registradas en 2000”. Jimena León. Jefa Estadísticas IBCE

"Hay demasiado acoso en todos los sectores, en todo nivel, es el colmo, no entendemos por qué. Cuando uno va a otras regiones no vemos que haya este tipo de actitud. Hay que resolver este tema”. Javier Bellot. Presidente FEPC

Comparte
Síguenos en Facebook