Diario peruano revela que narcos de ese país operan en Bolivia con identidades falsas

Cinco capos peruanos del narcotráfico internacional operan desde Bolivia con identidades falsas de este último país para esquivar la persecución de la justicia, revela una publicación del diario peruano La República. De acuerdo a la publicación, compraron sus identidades en $us 1.000 dólares.

El reporte que se publicó el sábado 21 de octubre establece que los hermanos Rubén, Richard y Hernán F. V., naturales de Llochegua (Huanta, Ayacucho), escaparon junto con sus familias hacia Tarija, territorio boliviano, en 2007, desde donde estarían dirigiendo una organización ilícita. Mencionan detalles de su cambio de identidad.

A sabiendas que eran buscados, dice La República, compraron en el “mercado negro” cédulas de identidad boliviana falsas, que se ofrecen a $us 1.000 cada una. Bajo ese paraguas articularon el envío de droga desde el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), el principal centro de producción de cocaína peruana, hacia clanes de Brasil y Paraguay.

En marzo pasado, agrega la publicación, la policía boliviana informó a sus pares peruanos sobre la captura de unos narcotraficantes bolivianos. Uno de ellos era Rubén, caído en enero último con dos bolsas de yute llenas de paquetes de cocaína. Había cambiado de identidad.

El reporte además da cuenta que los narcotraficantes Ántero P., alias el “Barros”, y Edbar R. P., alias “Manguera”, escogieron el sur boliviano para hacer dirigir los ilícitos.

Este último fue capturado en Argentina a mediados de este año con 180 kilos de drogas en un supuesto viaje de negocios. Fue encarcelado con su identidad boliviana.

Sin embargo, la justicia peruana les sigue los pasos. El 23 de agosto de este año, la policía federal de Brasil capturó a Julio V. G., otro capo del narcotráfico, quien se identificó como un transportista nacido en Chuquisaca.

Un cruce de información entre las fuerzas del orden de Perú y Brasil confirmó que se trataba de Adrián V. H., uno de los criminales más buscados, quien había sido sorprendido en la localidad brasileña de Rondonia, junto con una avioneta brasileña con 250 kilos de cocaína.

Comparte
Síguenos en Facebook