El gobierno de Cataluña declararía la independencia y llamaría a elecciones anticipadas para intentar zafar de la intervención

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont está decidido a declarar esta semana la Independencia de Cataluña en forma de República respetando escrupulosamente los resultados del referéndum ilegal del primero de octubre pasado. Sin embargo, hay dos escenarios sobre el momento y cómo se producirá la Declaración.

El titular del ejecutivo catalán anunció el sábado por la noche, después de conocer que Mariano Rajoy aplicaría el artículo 155 de la Constitución, e intervendría Cataluña, que convocaría al Parlamento para adoptar medidas. El Conceller de Presidencia, Jordi Turull señaló que “Cataluña será todo lo que decida el Parlamento, el representante legítimo de los ciudadanos no lo que decidan otros. Se trata de un tema de dignidad institucional”.

Como, al mismo tiempo arreciaron las versiones de que Puigdemont, al mismo tiempo podría convocar a comicios autonómicos adelantados para cerrar el paso a Rajoy y el 155, Turull negó esa alternativa precisando que “no está sobre la mesa”.

El Gobierno, ha dicho Turull, se sitúa "fuera de la ley" con las medidas que anunció, pero "no fuera de la ley por poner urnas", como algunos pueden pensar que hizo la Generalitat, sino para "hacer un golpe de Estado a instituciones democráticamente escogidas. Nos envían una provocación tras otra”.

Pero, según la prestigiosa web “El Confidencial”, Puigdemont pretende dar un “volantazo” a la crítica situación y desafiar a Rajoy proclamando a la vez la Independencia y convocando a elecciones autonómicas el próximo viernes 27 para bloquear la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna.

Comenta “El Confidencial que “esta doble actuación “dejaría en falso la voluntad del presidente español de suspender la autonomía catalana”. Añade que “hasta ahora convocar autonómicas era percibido por el independentismo como una humillación. Al combinarlo con la Declaración de Independencia ese factor desaparecería”.

Los tres principales diarios de Barcelona (La Vanguardia, El Periódico,y ARA) reclaman a Rajoy que convoque a elecciones autonómicas de inmediato. Eic Hernández, director de El Periódico, de gran circulación, exhorta a Puigdemont: “President”, ponga las urnas”.

Este es también el titular del editorial de “La Vanguardia”, principal periódico catalán, “Hay que defender la Generalitat. Hay que defender la institucionalidad catalana ganada con tantos sacrificios y esfuerzos. Hay que poner por delante de todo la estabilidad y el progreso económico, el bienestar y la tranquilidad de la gente. Todo un tiempo histórico está en peligro. “President, posi les urnes!”.

Eric Hernández (El periódico) sostiene que Cataluña está en una coyuntura histórica. “Y lo peor aún está por llegar. El 155 puede desencadenar, si el independentismo así lo decide, una revuelta social de consecuencias previsibles: desobediencia, detención de políticos, enfrentamientos civiles y, digámoslo con todas las letras, violencia de diverso signo. Esta es la catástrofe que nos aguarda si nadie echa el freno”.

El otro escenario se juega mañana lunes cuando se reúna la Mesa del Parlamento para convocar una sesión plenaria para que Puigdemont proclame la independencia. Las polémicas internas entre los independentistas han crecido sobre la secesión. Puigdemont ha venido postergando, con diferentes subterfugios la Declaración desde el 22 de octubre pasado.

Porque hay muchas evidencias en la grave crisis económica que se desato a partir del 22 de octubre, y se convirtió en catástrofe bursátil al día siguiente, y numerosas advertencias internacionales sobre los riesgos del salto al vacío. Muchos de los confiados separatistas de ayer, que desde la Generalitat aseguraban falsamente: “No va a pasar nada. No tendremos que abandonar la Unión Europea”, ante el actual terremoto financiero y caída de numerosos índices económicos claves, ahora sienten que les tiemblan las piernas y prefieren demorar la decisión secesionista.

Pero las exigencias favorables a la separación de España se han recrudecido desde la decisión de Rajoy de aplicar una durísima alternativa del artículo 155 de la Constitución. Por eso, hasta ahora no existe certeza de que la Declaración se realice el miércoles o el jueves próximo como lo exigen los alternativos anticapitalistas de la CUP y la gran mayoría de Esquerra Republicana.

Aunque la angustia paraliza al Partido Demócrata (de centro derecha, oficialista, el ex convergencia pujolista) y hace mella en sectores no demasiado amplios de Esquerra Republicana de Cataluña, semejante estado de ánimo solo atañe a los partidos.

Por el contrario en el grupo parlamentario independentista, están incluidos los radicales antisistema de la CUP que demandan la independencia ahora mismo. Sus diez diputados tienen la llave de la mayoría separatista del Parlamento. En esta bancada son abrumadoramente mayoritarios quienes apoyan la declaración de Independencia.

Para evitar acciones jurídicas del gobierno central el formato de la sesión podría presentarse como un Debate de Política General o como un Debate monográfico, cuidando no mencionar en ningún caso la palabra “independencia”

Comparte
Síguenos en Facebook