El MAS se encomienda al ‘Che vive, Evo sigue’ para recuperar la mística perdida

El 21 de febrero de 2016 el No no solo cortó un horizonte de Gobierno más allá de enero de 2020, sino que hizo que se desvíe de ese proyecto llamado Evo Morales, líder internacional lanzado en la última posesión de Tiwanaku, en enero de 2015. Ahora, en Vallegrande, cuando se cumplen 50 años de la muerte del Che Guevara, se alistan dos relanzamientos a la vez. Bajo el lema de el Che vive, Evo sigue no solo se plantea pasar de página el No en las urnas del 21-F, a la espera de la sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional, sino con el relanzamiento de Evo como el último líder de la izquierda latinoamericana, como el heredero natural de los fallecidos Fidel Castro y Hugo Chávez, y como una cabecera de playa para comenzar a recuperar el territorio perdido en Brasil y Argentina en los últimos años. Así lo dijeron dirigentes del Gobierno, pero también los disertantes. 


P U B L I C I D A D 
 

Mientras la oposición trata de poner un freno legal a los intentos de repostulación de Morales con recursos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y las plataformas sociales y partidos políticos se aprestan a protestar por lo que califican un desconocimiento de la voluntad popular expresada en las urnas, el Movimiento Al Socialismo prepara una especie de proclamación de Evo Morales.   



La senadora Adriana Salvatierra, mientras escuchaba hablar a Pombo y a Urbano, dos de los guerrilleros que sobrevivieron a la guerrilla del Che en Bolivia, asegura que Evo es una superación constante de sí mismo. Dijo que comenzó como dirigente cocalero, luego fue líder de los movimientos sociales, después se convirtió en la esperanza de los sectores oprimidos que le dieron su voto en 2005 y que ahora es un estadista. “Bolivia no será la misma después de Evo”, sentenció.



Más temprano, Alfredo Rada, viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, el ministro de Gobierno de las épocas de lucha por el poder de Evo Morales, durante su primera gestión, recordaba la carrera contra el tiempo que fue la recuperación de los restos del Che. Era julio de 1997, Hugo Banzer acababa de ganar las elecciones y se temía que el exdictador, reconvertido en presidente constitucional, bloqueara los esfuerzos por recobrar los restos. El 15 de julio, los huesos del argentino volvieron a Santa Clara y tres semanas después Banzer asumió el poder. Rada admite que en ese momento era impensado un Gobierno de izquierda; sin embargo, ahora cree que la consigna Che vive, Evo sigue “es la forma de los movimientos sociales para decir que Morales es un referente latinoamericano luego de la muerte del comandante Hugo Chávez y de Fidel Castro. Morales debe asumir el liderazgo de las ideas de izquierdas, de la lucha antiimperialista”, dijo Rada.



Consultado sobre las críticas de los sectores de oposición que califican el intento de irrespetar la voluntad popular, Rada puso de ejemplo a Alemania, donde Angela Merkel acaba de ganar su cuarto mandato consecutivo en las urnas. “Por qué lo que es bueno para Alemania no es bueno para Bolivia”, preguntó Rada, que aseguró que, si el Tribunal Constitucional lo habilita, Evo Morales hará sentir su liderazgo en las urnas.


En la lavandería, donde se dice que ajusticiado el Che Guevara | Foto: Jorge Uechi
Los viejos líderes
Ya hay unas 2.000 personas para los actos de hoy y de mañana en La Higuera y Vallegrande, pero se esperan muchos más. Allí los oradores más esperados serán Pombo y Urbano, los guerrilleros que pelearon junto al Che. Ayer, en un aula atestada de jóvenes, Pombo demostró que aún podía emocionar a su audiencia. “El guerrillero no es un tiratiros, es un reformador social”, dijo. Aseguró que en Cuba se tomaron las armas porque Fulgencio Batista nunca quiso negociar, pero que ahora las revoluciones no tienen por qué ser a través de las balas, sino a través de las urnas. Arengó a los presentes a recuperar Brasil para que todo el camino andado por Lula y Dilma no se pierda, a recuperar Argentina y calificó de audaces a los venezolanos por ir a una elección en este momento. “Se la están jugando y no tienen tiempo”, describió.



Urbano, más conciso que su compañero de armas, aseguró que los hombres mueren cuando el pueblo los olvida, que el Che vive a través de la gente que lo recuerda y que no dejan caer sus banderas. “A nuestros hermanos bolivianos les recordamos que la lucha es de todo el pueblo, que la revolución está en la economía, en la eficiencia en el trabajo. Es su deber luchar junto a ese presidente del pueblo que es Evo Morales, a ese es al que tenemos que acompañar. Evo llegó en el momento en el que el pueblo lo necesitaba, por eso luchó el Che y por el mismo camino va Evo”, dijo Urbano.
Acá, en Vallegrande, no se habla de la derrota del Che, sino de la gesta libertaria del Che. Así la describió Rada. 

Recuperar la mística
Para Salvatierra, las palabras de apoyo de Pombo y de Urbano y el lema Che vive, Evo sigue se traducen en que Morales es ahora el representante de ese bloque latinoamericano antiimperialista, contrario al ALCA, a los tratados de libre comercio y que, junto al bloque de presidentes de izquierda de la década pasada, logró planificar el desarrollo de su país con soberanía y sin imposiciones extranjeras.
Para Salvatierra, Morales decanta las luchas sociales de Bolivia, pero reconoce que este es un proceso que no ha sido de ascenso permanente, sino que, “como toda revolución”, tiene avances y retrocesos. 
Para ella, el acto de La Higuera y de Vallegrande servirá para el proceso de cambio, para recuperar la mística, reorientar las energías. “La función estatal es una trituradora de militantes. Tiene lógicas conservadoras que corremos el riesgo de absorberlas. Por eso necesitamos escenarios como este, para recuperar la mística. Para ella, las críticas de la oposición son una muestra de su terror de no volver al poder y los describió como parte de una estrategia de restauración del neoliberalismo en América Latina.


El excompañero de armas del Che dio una disertación en Vallegrande | Foto: Jorge Uechi
El excompañero de Guevara señala   a Donald Trump por sus amenaza


Tan pronto llegó a Vallegrande, Harry Antonio Villegas Tamayo, ‘Pombo’, uno de los tres sobrevivientes de la guerrilla del Che, cuestionó los dichos del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre que en la isla “gobierna un régimen que no respeta las libertades políticas” y que, pese a esto, existe en el Gobierno de Raúl Castro la voluntad de restablecer relaciones diplomáticas. 



“Él (Trump) se equivocó a hacer esas amenazas que no tienen justificativo sobre las acciones nuestras”, señaló el guerrillero.



Durante su exposición en una de las mesas del Encuentro de Pensamiento Guevarista, Pombo manifestó que el proceso revolucionario cubano buscará restablecer el camino diplomático iniciado en 2014, que se perdió con el cambio de Gobierno de EEUU y que, en todo caso, encontrarán el camino para “salir de Trump”.



En su exposición también recordó la traición de Mario Monje, por entonces líder del Partido Comunista Boliviano (PC), en ayudar al Che a su llegada a Bolivia, luego de haber jurado su ayuda en La Habana. “Estuve junto al Che en ese momento, dijo que no sabía si lo suyo era cobardía política o cobardía personal”.

Comparte
Síguenos en Facebook