En la región, sólo Bolivia no da seguro de salud a asalariadas

Verónica Zapana S.  / La Paz
La Organización Internacional del Trabajo  (OIT) lamenta que Bolivia sea el único país de la región que no cuente con un seguro de salud para las trabajadoras del hogar, pese a que cuenta con una ley y un convenio que avalan este beneficio.
 
"Es muy lamentable que no se haya cumplido para las trabajadoras del hogar el acceso a un derecho humano y universal como es el tema de la salud. Es un tema fundamental, ya que si no hay una  buena salud no hay un trabajo adecuado, pero tampoco bienestar y desarrollo no sólo para  la trabajadora, sino para su familia”, afirmó el especialista en actividades para los trabajadores de la OIT, Eduardo Rodríguez.
 
Explicó que Bolivia avanzó con la implementación de normas en  favor del sector como la  promulgación de la  Ley 2450 de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar  hace 14 años y la firma del  Convenio 189. Ambas disposiciones "reconocen     el derecho a la salud  de las trabajadoras del hogar;  sin embargo, desde hace varios años no se tienen los mecanismos para que se haga efectivo”.
 
Por su parte, Sergio Velazco, especialista en seguridad social de la OIT,  aseguró que en la región, Bolivia "es uno de los países que tienen un importante rezago en el tema de salud”. Aclaró que este país "no tiene ni siquiera acceso a la protección contributiva de salud y eso es muy importante”.
  
Velazco resaltó que hay  varios países  que son referentes para la protección de las trabajadoras del hogar, como Uruguay,  Argentina y  Costa Rica. Además, hay  otros que no tienen tal avance reconocen el acceso a salud.
 
Por su parte, la representante de la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar (Fenatrahob), Gregoria Gabriel, explicó que "urge” la aplicación de la norma y que de "una vez se cuente con el seguro de salud”.
 
"No puede ser que en 14 años,   desde que se promulgó la ley de la trabajadora del hogar, hasta ahora no se cuente con ese beneficio. El Estado no nos colabora en hacer cumplir la ley”, dijo Gabriel, tras asegurar que por ello, cuando alguna de las 109 mil trabajadoras que hay en  Bolivia se enferma,  se automedica o acude al médico tradicional.
 
"La mayoría de nuestras  enfermedades las curamos yendo a la farmacia y pidiendo un calmante o yendo donde un naturista para que con hierbas nos curen”, resaltó la dirigente.
 
Con una mirada similar, la secretaria de relaciones de la Fenatrahob, Prima Ocsa,  explicó que debido al bajo salario que perciben, "que en promedio está entre 1.500 bolivianos”, prefieren no acudir al médico.
 
De acuerdo con  datos de la Fenatrahob, sólo el 20% de las trabajadoras del hogar perciben un salario mínimo nacional (2.000 bolivianos), el 30% recibe entre 1.500 y 1.600  y el resto oscila entre 500 y 1.400 bolivianos. 
 
Ocsa relató que cuando la enfermedad es  crónica recién van al médico.  "Sólo accedemos al servicio público, eso significa ir a hacer fila desde las 3:00, porque un médico privado del más barato nos cobra 100 bolivianos. Es mucho, porque todo el gasto corre por nuestra propia cuenta”, contó.
 
Gabriel explicó que para acceder a ese servicio tocaron varias puertas del Ministerio de Trabajo y  Salud. "A tanta insistencia hemos trabajado en un anteproyecto de decreto supremo para que se viabilice este acceso (ver nota de  apoyo). Ahora estamos esperando el informe de la Caja Nacional de Salud, institución que nos puso trabas ”, sostuvo.
 
Por su parte, el jefe del Departamento de Afiliación de la CNS, Adrián Condori, dijo que la institución conformó equipos de trabajo para hacer cumplir la ley. "Estamos a la espera de informes técnicos para que puedan acceder a todos los servicios”.
 
Según Condori, se avanzó en un 80% y se espera que hasta fin de año cuenten con el seguro de salud.
 
Tres enfermedades aquejan a asalariadas
 
Las enfermedades que más aquejan a las trabajadoras del hogar son la artritis, el  reumatismo y  las várices, informaron  las representantes de la Federación Nacional de las Trabajadoras del Hogar de Bolivia (Fenatrahob).
 
"Debido a que lavamos la ropa, los enseres de los hogares, nosotros sufrimos más de artritis”, afirmó la secretaria de relaciones de Fenatrahob, Prima Ocsa.
 
imagen
La dirigente explicó además  que otra de las dolencias que las aqueja es el reumatismo y también las várices por estar paradas al momento de cocinar.
 
Acotó  también que sufren  accidentes laborales. "Como la mayoría somos del área rural, no sabemos manejar la olla a presión, y por eso sufrimos de quemaduras por esta causa”, contó. 
 
Otro de los accidentes comunes que sufren son las quemaduras con plancha. "En los últimos años  se han reportado más casos de caídas por los azulejos. Lo peor es que nuestros empleadores no se hacen cargo del médico”, dijo. 
 
Plantean que empleadores paguen 10% del mínimo
 
Los empleadores deben pagar como mínimo   el 10% del salario mínimo nacional para que su trabajadora del hogar acceda al seguro de salud, según el anteproyecto del decreto supremo que viabiliza el seguro de salud para este sector.
 
De acuerdo con el artículo 11 del anteproyecto de norma,  "la cotización a la Seguridad Social de corto plazo será del 10% del salario mensual total percibido  por la trabajadora o trabajador del hogar, no siendo el salario cotizable  inferior al salario mínimo nacional”.
 
"El objetivo es que todos los empleadores tengan la  obligación de afiliar a su trabajadora del hogar y que su aporte sea  el 10% del salario mínimo nacional, es decir que de  los 2.000 bolivianos que  actualmente es el mínimo nacional, pagarían 200 bolivianos mensuales”, afirmó el jefe del departamento de afiliación de la Caja Nacional de Salud (CNS), Adrián Condori.
 
Aclaró que el aporte sólo será "patronal” y la trabajadora no debe sufrir ningún descuento por este tema.
 
Condori explicó que en caso de que la trabajadora del hogar gane menos del mínimo, su empleador igual deberá cancelar el 10% del mínimo nacional.
 
De acuerdo con la Fenatrahob, sólo el 20% de las 109 mil asalariadas perciben el mínimo nacional, el resto tiene un promedio de 1.500 bolivianos. 
 
La propuesta también establece que el empleador tiene cinco días después de contratar a su trabajadora para asegurarla, de lo contrario él  será  sancionado tal como establece el Código de Seguridad Social.
 
Comparte
Síguenos en Facebook