España: Los bancos catalanes caen en bolsa

Según el ejecutivo catalán, el sí a un "Estado independiente en forma de república" se impuso con un 90%, es decir 2,02 millones de votos, y una tasa de participación del 42,3%.

La votación no tuvo ninguna de las garantías habituales, ya que el censo electoral no era transparente, no había junta supervisora y tampoco hubo cabinas para asegurar que el voto fuera secreto.

Sin embargo, Puigdemont indicó que enviará los resultados al Parlamento catalán, para que actúe conforme a la ley del referéndum, aprobada a comienzos de mes.

A tenor de sus afirmaciones, el ejecutivo catalán podría declarar de manera unilateral la independencia de una región fundamental para España, ya que representa el 16% de su población y el 19% de su PIB.

Pese a las críticas y pedidos de diálogo, en el extranjero ningún país defiende la independencia de Cataluña.

"Creo que la comunidad internacional no reconocería esa declaración unilateral de independencia, y desde luego estoy seguro de que la UE no lo hará", abundó el portavoz del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, en declaraciones a la radio Cadena SER.

Este lunes, la Comisión Europea urgió sin embargo a Madrid y Barcelona a pasar "rápidamente de la confrontación al diálogo", alegando que "la violencia nunca puede ser un instrumento en política".

"Es altamente improbable que Cataluña se convierta en un Estado independiente en los próximos años", si bien, ante las imágenes de violencia policial, "las fuerzas independentistas se han anotado una victoria táctica", indicaba en una nota a los clientes Holger Schmieding, analista del banco Berenberg.

El analista incidió en que lo ocurrido el domingo podría complicarle el día a día al gobierno de Rajoy, minoritario en el Parlamento.

El ejecutivo conservador está tratando de sacar adelante el presupuesto de 2018, pero para ello necesitará a los diputados del Partido Nacionalista Vasco (PNV), una formación que se ha mostrado muy crítica con la gestión que ha hecho Rajoy de la crisis catalana y que podría vender muy caro su apoyo.

Mientras tanto, en la bolsa de Madrid los ánimos estaban bajos, y hacia las 12H10 (09H10 GMT) el índice Ibex 35 caía un 1,33%.

Los bancos catalanes Caixabank y Banco Sabadell caían respectivamente un 3,63% y un 5,10%.

Comparte
Síguenos en Facebook