Fotos/Video - Ella es Luciana Reynaga, la "novia" de Juan Pari, que disfrutaba de una vida de lujos

Varios videos muestran cómo Luciana Reynaga, una joven de nacionalidad argentina y pareja sentimental extramatrimonial de Juan Pari Mamani, principal autor del desfalco millonario al Banco Unión, vive con lujos.

Celulares de última generación, ropa de marca, autos de alta gama, estadías en los mejores hoteles de La Paz y Santa Cruz son algunos de los lujos que Reynaga recibía a cambio de sexo.

El 26 de septiembre ella y Pari fueron detenidos cuando realizaban un depósito de Bs 20 mil a la cuenta de la extranjera. La mujer, amante de Pari, actualmente se encuentra en la cárcel femenina de Obrajes.


La obsesión por Luciana se descontroló con regalos
Luciana se llenó de lujos mientras duró su relación con Juan Pari. Tenía todo, desde ropa de marca hasta vehículos de lujo y departamentos, tanto en La Paz como en Santa Cruz de la Sierra. 





Juan y Luciana se conocieron en la capital cruceña. Ella fue bailarina erótica del club nocturno Paradise, donde Pari llegaba junto con su amigo Alexis Calderón, detenido en el penal de San Pedro, en La Paz. Según una fuente vinculada en la investigación, Pari se obsesionó con Luciana y ella aprovechó esa pasión para exigir regalos de lujo. Juan no midió gastos y le dio todo. 




Luciana fue aprehendida cuando realizaba una tran-sacción financiera junto con Juan Pari y está detenida preventivamente en la cárcel de Obrajes, en La Paz, acusada de enriquecimiento ilícito y de favorecimiento al enriquecimiento ilícito por la supuesta complicidad con el exfuncionario del Banco Unión.




Las investigaciones apuntan a que Luciana Reynaga tendría escondida la mayor parte del millonario desfalco.     



Pari tenía dos tipos de vida. A Luciana la contentaba con regalos y también lo hacía con su esposa, pero en ese ámbito los obsequios eran más familiares. 

Juan le montó a Luciana un negocio en Santa Cruz y le compró dos departamentos en barrios exclusivos de La Paz y de la capital cruceña. Además, en un video difundido por el mismo Pari se ve que le regala a la extranjera un Mercedes Benz diseñado por el ex funcionario bancario. 


“Gorda, esto irá a tu nombre”, le dice Juan a Luciana, mientras ella observa el coche de lujo y le responde que el vehículo “es un exceso”. Pari se limita a reír y pide a funcionarios de la importadora que abran el capó para ver el motor del coche. 

Luciana lo tenía todo y vivió lujos en Santa Cruz y en La Paz, pero también lo hizo en Buenos Aires, donde iba junto con Juan Pari con mucha frecuencia. 

La extranjera, con pocas amigas en Obrajes

Luciana Reynaga C. está recluida en el penal de mujeres de Obrajes, al sur de la ciudad de La Paz. Llegó al recinto penitenciario luego de ser detenida tras intentar realizar una transacción con Juan Pari Mamani. En la cárcel no logró hacer muchas amigas y vive aislada por decisión propia. 

Una reclusa de Obrajes cuenta que la argentina coopera en las labores diarias del penal, como la limpieza. “No se hace lío, pero no se la ve mucho, prefiere estar adentro (celdas) y sale de vez en cuando”, dice. 

​​​​​​​Luciana sale pocas veces al patio del penal. Lo hace para recibir visitas de sus abogados o de sus allegados, que en este caso se limitan a sus amigas. No quiere hablar con extraños y no autoriza visitas a su nombre.




Otra reclusa dice que la extranjera “es una más” de la cárcel y que no ostenta lo que en libertad logró tener. “No es como la (Gabriela) Zapata, que no quería hacer nada y solo compraba favores y obligaciones”, relata. 

Comparte
Síguenos en Facebook