La OMS retira el cargo de embajador de Buena Voluntad a Mugabe tras las protestas

La Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) ha revocado la decisión de nombrar al presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, como embajador de Buena Voluntad después de que su nombramiento despertara indignación a nivel mundial.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció el sábado por la noche a través de Twitter que se estaba planteando quitar el cargo al presidente más longevo del mundo debido a las numerosas quejas recibidas. «Os estoy escuchando. Escucho tus preocupaciones y estoy repensando el enfoque teniendo en cuenta los valores de la OMS. Voy a emitir una declaración lo antes posible», escribió el ex ministro de salud de Etiopía. Y el comunicado no se ha hecho esperar.

«En los últimos días, he reflexionado sobre mi designación de H.E. El presidente Robert Mugabe como embajador de Buena Voluntad de la OMS para las enfermedades no transmisibles en África. Como resultado, he decidido rescindir la designación», dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter (@DrTedros) el domingo al mediodía. Después de haberlo consultado con el gobierno de Zimbabwe, han llegado a la conclusión de que esta decisión es lo mejor para la Organización Mundial de la Salud.

El primer director general de la OMS africano le había pedido el pasado miércoles a Mugabe que les ayudara a combatir las enfermedades no transmisibles (ENT) como ataques cardíacos, derrames cerebrales y asma en todo África. Según la organización, estas dolencias son la principal causa de muerte en el mundo: con más de 36 millones de muertes al año. Los medios locales informaron que Mugabe había dicho en esta conferencia celebrada en Montevideo (Uruguay) que su país había desarrollado una política nacional sobre enfermedades no transmisibles, y que había pedido más fondos para los países en vías de desarrollo.


La elección de Mugabe para desempeñar el papel como embajador de la OMS desencadenó una oleada de protestas, especialmente, de los activistas que luchan por los derechos humanos. Según estos, su gobierno ha colapsado el sistema de salud de Zimbabwe. La oposición, además, le acusa de liderar una represión violenta, de fraude electoral y de arruinar al país. El presidente, de 93 años, también ha sido criticado en numerosas ocasiones por viajar al extranjero para recibir tratamiento médico.

Fuera de las fronteras del país africano, el gobierno británico y el departamento de Estado de Estados Unidos calificaron la decisión de Tedros de «sorprendente y decepcionante» y que «contradecía los ideales de las Naciones Unidas de respeto de los derechos humanos y la dignidad humana». Tanto el país americano como la Unión Europea han sancionado al líder de Zimbabwe por los abusos contra los derechos humanos cometidos por su gobierno. Por su parte, el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que el nombramiento de Mugabe como embajador de Buena Voluntad «era una mala broma del día de los inocentes».

Los organismos de las Naciones Unidas como la OMS, el ACNUR y la Unesco nombran embajadores de buena voluntad, en muchos casos se trata de celebridades, para llamar la atención sobre asuntos globales de interés, como los refugiados, Angelina Jolie, y la educación, Malala Yousafza. Los embajadores tienen poco poder real y también pueden ser despedidos.

Comparte
Síguenos en Facebook