La oposición busca rehacerse sin ‘viejos políticos’ para encarar la próxima elección

Revilla no está seguro de llegar a 2019 y descarta alianzas con Doria Medina o Quiroga. Costas buscará posicionarse en los nueve departamentos. Jaime Paz Zamora reaparece y se suman los disidentes 


P U B L I C I D A D 
 

Iván Paredes Tamayo
Rubén Costas y Luis Revilla dieron pautas de los pasos que pretende dar la oposición en el camino para enfrentar al MAS en las próximas elecciones. El gobernador de Santa Cruz escogió el día de la efeméride departamental para gritar a los cuatro vientos que llegó el momento para que los cruceños asuman el poder político del país. Coincidentemente, el mismo domingo el alcalde de La Paz anunció que se aleja de “los viejos líderes políticos” para encarar un nuevo proyecto de país. 

El anuncio del burgomaestre paceño se produjo dos días después de que se abstuviera de firmar un documento para exigir al Tribunal Constitucional que rechace el recurso abstracto de inconstitucionalidad a fin de impedir la repostulación del presidente Morales. El pronunciamiento público llevaba la rúbrica de los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga, además de Rubén Costas y del jefe nacional de UN, Samuel Doria Medina. 
Un semana antes, el exmandatario Jaime Paz Zamora había informado sobre la creación de un partido de cara a los comicios de 2019 y el también exmandatario Carlos Mesa había negado su interés de presentar su candidatura a Palacio Quemado.

Cómo se ve a la oposición
Los militantes de Sol.Bo tienen a Revilla como el candidato que vencerá al MAS, pero él no quiere -al menos por ahora- asumir la candidatura presidencial. Revilla se apartó de los “viejos líderes” para caminar solo, quiere una nueva estructura política y considera que con Samuel Doria Medina, Jorge Quiroga y Paz Zamora no logrará su objetivo. “Nuestro planteamiento de renovación no es muy de coincidencia con ellos, con sus expectativas”, detalló. 

Esa renovación lo aleja de alianzas políticas y señala que la unión de la oposición no se debe enmarcar solo en el aspecto electoral, sino también en lo programático. Está convencido de que Doria Medina no renunciará a su aspiración de alcanzar la Presidencia del Estado y, por eso, dice que será difícil avanzar en un partido único para las elecciones de 2019. 

La posibilidad de una alianza opositora también es descartada por el gobernador Costas. Está convencido de que un cruceño será el próximo presidente de Bolivia, aunque “deja en manos de su partido” la decisión de postularse o no a Palacio Quemado. 

El partido de Costas, los Demócratas, apunta a una visión nacional y tiene fuerte presencia en Cochabamba y en Potosí. La meta es llegar a La Paz, pero debe buscar acuerdos con Revilla, ya que Doria Medina o Quiroga se alejan de su proyecto político. 

Vladimir Peña es una de las figuras de los Demócratas. El dirigente anuncia que Costas cumplirá una gira nacional en 2018 para divulgar su proyecto y que el partido presentará otro candidato a la Gobernación de Santa Cruz, porque Costas es contrario a la reelección indefinida.

Consultado, Samuel Doria Medina es partidario de presentar un candidato único, pero también cuestiona el discurso del alcalde de La Paz. “De qué nuevos políticos puede hablar Revilla si él tuvo más de 10 años como concejal y dos periodos como alcalde”, dijo.

El empresario, que está en la mira de la comisión legislativa que investiga el caso papeles de Panamá, es partidario de que la oposición presente un proyecto único en las próximas elecciones, pero no encuentra eco al momento de consolidar la idea. Se acercó a Revilla y no obtuvo apoyo. Lo máximo que logró fue la alianza con Demócratas en la última elección general, cuando Ernesto Suárez fue su vicepresidenciable y tuvo el apoyo de Costas; sin embargo, el pacto se deshizo en los primeros días de instalada la asamblea. 

Tuto, sin decidir

La presencia de Quiroga en el escenario electoral está en evaluación. Tomasa Yarhui, dirigente del PDC, marcó la línea. Señaló que su partido está lejos de la visión política de Doria Medina y de Rubén Costas, pero ven a Luis Revilla como una alternativa de cambio. 

La candidatura de Tuto Quiroga, que también fue derrotado por Morales en dos ocasiones, se está evaluando en el PDC. Yarhui cree que el expresidente puede intentar una vez más, pero señala que esa decisión debe ser aprobada en un congreso de su partido. 

Lo del gobernador de La Paz, Félix Patzi, es una ambición política. La autoridad postula a su partido como una alternativa y está lejos de sellar alianzas con Doria Medina o Costas, a pesar de que llegó a la Gobernación de La Paz bajo un pacto con Sol.Bo, de Revilla. Patzi ve a estos líderes como ‘políticos antiguos’ y cree que serán presa fácil para el oficialismo. 

Otra figura de la política boliviana es Jaime Paz Zamora. El expresidente quiere reaparecer en la arena electoral y conforma su partido Unidad 21F MIR. No habla de alianzas, pero asegura que no quiere ser opositor, sino una alternativa al MAS. 

Los disidentes del oficialismo son otro camino, un camino gredoso que pocos lo transitan. Por ahora, solo Román Loayza quiere enfrentarse al MAS. 

Comparte
Síguenos en Facebook