Las nuevas acusaciones que hunden más a Arturo Vidal: "Todo el mundo sabía que llegaba tomado a los entrenamientos"

Tras la eliminación de Chile del Mundial de Rusia 2018, en el país continúan desgranando las declaraciones de Carla Pardo, mujer de Claudio Bravo, sobre su posteo en Instagram, en el cual revelaba que algunos jugadores "se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban".

Después de la desmentida de Gary Medel, en la que aseguró que nunca había visto a un compañero borracho, fue la suegra del capitán chileno, Pilar Lizana, la que volvió a arremeter contra Arturo Vidal.

"Todo el mundo sabía que Arturo Vidal llegaba curao (tomado)", aseguró la mujer en la televisión chilena, al mismo tiempo que defendió la postura de su hija. "Es lo más transparente y directo. Ella no se guarda nada".

"Sabíamos lo que estaba pasando en la selección y no porque Claudio (Bravo) lo cuente. Nosotros tenemos gente que trabaja en el Casino Monticello y que nos cuenta. Somos vecinos del casino. De allá se filtra mucha información", señaló al programa Bienvenidos.

"Me lo contó un sobrino que trabaja allá. Hubo una pelea, Arturo estaba ahí. Se había ido a las 7 de la mañana y que había pagado para que el casino borrara las cámaras de seguridad de todo el show que habían hecho", disparó Pilar Lizana con respecto al escándalo que protagonizó "El Rey" en agosto de este año.

La suegra del arquero del Manchester City confirmó que "esto viene hace rato, creo que un año, un año y medio atrás" y reconoció que "hubo puntos negros que Pizzi no castigó cuando debía hacerlo. Con haber castigado a uno, hubieran aprendido los demás".

Finalmente, Lizani opinó acerca del mediocampista en cuestión: "Creo que a Arturo Vidal le hace falta la ayuda familiar, en primer lugar. Después, yo creo que la persona más cercana a él, que es su mujer, debe apoyarlo".

Fuente: Infobae
Comparte
Síguenos en Facebook