Londres implanta un peaje de tráfico a los coches más contaminantes

Londres activó hoy el peaje de tráfico "T-Charge" que obliga a los coches más contaminantes, aquellos que fueron matriculados antes de 2006, a pagar 10 libras (11,2 euros) diarias para circular por el centro de la ciudad.

La medida, impulsada por el alcalde, Sadiq Khan, tiene como objetivo mejorar la calidad del aire y acabar con la "crisis de salud" causada por la alta toxicidad que sufre la urbe.

"Cada año más de 9.000 londinenses mueren de forma prematura por la pobre calidad del aire, con niños de nuestra ciudad que tienen los pulmones mal desarrollados, adultos que sufren de asma, demencia e infartos cerebrales", explicó el dirigente laborista en declaraciones a la BBC.

Los detractores del peaje impulsado por el alcalde de la capital británica consideran que la nueva normativa es desproporcionada porque "perjudica" a los conductores más pobres.

De hecho, los afectados tendrán que pagar a partir de ahora un total de 21,50 libras (24,12 euros) por circular por el centro de Londres, debido a las 11,50 libras (12,9 euros) que ya tenían que abonar por el peaje de congestión, vigente desde 2003.

Por su parte, los partidarios de disminuir la presencia del vehículo privado reciben la medida con buenos ojos pero la califican de insuficiente.

"El alcalde ha prometido en su manifiesto recuperar la calidad del aire de Londres hasta límites legales y saludables, lo que significa que tiene que hacer mucho más", criticó el director del lobby "Aire Limpio Londres", Simon Birkett.

La "T-Charge" es la primera de un compendio de medidas que Khan quiere implantar en la ciudad a fin de combatir la contaminación ambiental, derivando en una "zona de emisiones ultra bajas" (ULEZ) en el centro de la capital.

El laborista anunció hace unos días que quiere adelantar la iniciativa un año, de manera que todos los coches, motos, furgonetas, autobuses y vehículos pesados deberán cumplir con rigurosos criterios sobre los niveles de sus emisiones contaminantes o abonar otra tasa diaria a partir de 2019.

Además, el alcalde contempla otra normativa para prohibir el paso de los camiones con poca visibilidad al centro de Londres con el objetivo de proteger a los ciclistas, ya que, en 5 de los 9 accidentes mortales que sufrieron en 2016, hubo implicados vehículos de gran tonelaje.

Comparte
Síguenos en Facebook