Marcelo Martins irá como único delantero ante Uruguay

Solo contra el mundo. Así está ensayado y así será mañana cuando Bolivia visite a Uruguay, en el estadio Centenario. Marcelo Martins deberá batírsela contra la pareja de marcadores centrales del Atlético de Madrid, Diego Godín y José María Giménez, que a la vez son los zagueros de la Celeste. La Verde, que viajó ayer a la capital uruguaya, cerrará la puerta de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, de la que quedó eliminada hace varias fechas atrás.

La misión parece imposible y suicida, pero Marcelo ya está acostumbrado a jugar en solitario, pues ya lo hizo en otros partidos que el equipo jugó como visitante. Si bien el posicionamiento en la cancha muestra al ‘Matador’ solo en el ataque, tendrá el apoyo de Jhasmani Campos y Alejandro Chumacero, dos jugadores rápidos y habilidosos para salir en contra y que han estado trabajando en el onceno titular los días previos.

Los remates de media distancia serán la principal arma de la ofensiva nacional para intentar romper la muralla uruguaya y ahí Martins, Campos y Chumacero jugarán el papel más importante del partido, en busca de dar la sorpresa en Montevideo y conseguir un cierre de campaña digno.

El desafío es grande, pero el goleador del Wuhan Zall, de la segunda división del fútbol chino, no recula, pues entiende que Bolivia no está resignando el ataque, pero está siendo cauto en el mediocampo, desde donde pretende anular al rival y salir rápidamente en contragolpe.

El seleccionador sabe que si bien es importante buscar el arco rival, más lo es cuidar la zona defensiva y evitar que los uruguayos hagan su juego, para no exponerse a sufrir una goleada en el cierre de las eliminatorias. Por eso, Soria ha decidido resignar la presencia de Juan Carlos Arce en la cancha, y lo dejó como una buena opción de cambio, al igual que Gilbert Álvarez y Rodrigo Vargas.

Pese a que los resultados no se han dado (empate ante Brasil), Martins confía en poder hacer un buen partido en Montevideo y de esta manera seguir mostrando mejoría para lo que se viene.

Un viaje largo

Cerca de las 15:55, la selección boliviana llegó al aeropuerto de Viru Viru, desde donde tomó el vuelo que lo llevaría hasta Montevideo, pero no sin antes hacer una escala técnica en Asunción de Paraguay.

Tan rápido como llegó la delegación se fue, pues los integrantes de la Verde apenas tuvieron tiempo para saludar a sus familiares, que llegaron hasta la terminal portuaria para despedirlos.

Los pocos minutos en la terminal aérea, fue bien aprovechada por ocasionales viajeros que sin dudarlo dos veces se sacaron selfies con los jugadores. Los más cotizados fueron el arquero Carlos Lampe, Juan Carlos Arce y Jhasmani Campos.

En negativo. Bolivia no conoce de victorias en Montevideo, por lo que en caso de que mañana la Verde consiga un triunfo, se marcaría un hecho histórico sin precedentes. La última vez que ambas selecciones se enfrentaron en la capital uruguaya fue el 7 de octubre de 2011. Los charrúas vencieron por 4-2.

OPINIONES

Carlos Lampe. Arquero de Bolivia

"Debemos mostrar buen fútbol, tenencia de balón, mostrar un buen rendimiento todos nosotros porque este partido es para despedirse bien y jugando bien. Iremos a buscar los tres puntos y a jugar de igual a igual. Hay que seguir demostrando el proceso que tenemos con el técnico”.

Jhasmani Campos. Mediocampista de Bolivia

"Como abanderados debemos dar ejemplo. Simplemente tener el escudo en el pecho con los colores de Bolivia es lo más motivante. Estamos tristes porque no se pelea una clasificación, pero bueno, hubo muchos problemas en el camino, hay que tener otra visión, tratar de transformar el fútbol”.

CANDIA DEBUTARÁ CON LA VERDE

De mantener el mismo equipo con el que trabajó durante dos días en Santa Cruz, antes de emprender viaje a Uruguay, el marcador central de Sport Boys, Jordy Candia, hará su debut con la Verde jugando un partido de eliminatoria.

El defensor, que reemplazará en la cancha a Luis Gutiérrez, que no viajó con la delegación, encara su tercera convocatoria a la selección. En los partidos de ida y vuelta frente a Nicaragua jugó como titular en los dos encuentros.

Su segundo llamado al equipo nacional fue para el cotejo frente a Chile, aunque en esta oportunidad no tuvo minutos en la cancha, pero sí lo tomó como una linda experiencia, más que todo por lo aprendido al compartir con jugadores como Ronald Raldes y Edward Zenteno, dos emblemas de la selección. Su tercera convocatoria fue para estas dos fechas (Brasil y Uruguay), y si bien en la primera no jugó, trabajó duro esperando su oportunidad, la misma que parece estar en puerta de llegar, pues Mauricio Soria confía en él y le dará la posibilidad de mostrar sus condiciones en el Centenario.

Comparte
Síguenos en Facebook