Solo dos sobrevivientes: Alerta por muerte masiva de crías de pingüinos en Antártida Oriental

Científicos franceses que desde 2010, con apoyo de WWF, han estudiado una colonia de 18.000 parejas de pingüinos Adelaida en la Antártida Oriental, encienden este año alarmas al ser testigos de una verdadera catástrofe poblacional entre esos animales: la muerte prácticamente total de las crías nacidas este verano, informa la agencia AP.

De acuerdo con los científicos polares, en una sola colonia más de 10.000 crías de pingüino murieron de hambre, hasta quedar sólo dos sobrevivientes. La causa de la masiva mortalidad es hambre, determinada por la presencia de una cantidad inusualmente grande de hielo marino en la Antártida, que ha obligado a los especímenes adultos a ir mucho más lejos de lo habitual para buscar comida.

"No solo las crías murieron de hambre" afirma Yan Ropert-Coudert, ecólogo marino de la agencia de ciencia francesa CNRS, al detallar que las parejas de pingüinos se reparten labores: mientras unos salen en pos de alimentos, otros se quedan a cuidar de sus pequeños. Esos últimos "también tuvieron que soportar un largo ayuno", precisó.

Los científicos remarcan que no es la primera gran catástrofe en la reproducción de los pingüinos Adelaida. Una pérdida generacional similar se observó por primera vez durante una expedición realizada en 2013-2014.

Los científicos alertan, además, de un nuevo peligro: la intención de abrir esas áreas a la pesca exploratoria de kril, que es el alimento principal de los pingüinos. Esa competencia humana por la comida podría resultar fatal para los pingüinos Adelaida, en momentos cuando apenas se están recuperando de dos fallas catastróficas en cuatro años.

Comparte
Síguenos en Facebook