Supuesto asesino de Stephanie confesó delito a varias personas

De acuerdo con la hipótesis que maneja el Ministerio Público, Jimmy P., presunto feminicida de Stephanie Arias Canaza, confesó su crimen a, al menos, cinco personas que se hallaban en su entorno.

Entre ellos su hermano, su madre y su pareja, quienes, en vez de denunciarlo, encubrieron el hecho y ayudaron a su fuga, según autoridades policiales.

DOCUMENTOS

“Se tomó contacto con el hermano del denunciado, Yerco P., donde al momento del arresto recibió una llamada telefónica de su hermano Jimmy, el ahora prófugo, refiriendo que habría matado a una chica y que tendría problemas con la Policía. Luego, recibió otra llamada de la esposa del denunciado, de nombre Claudia H., quien tendría conocimiento de que su pareja (Jimmy) habría victimado a la mujer que sale en las noticias. Mientras se acumulan estas diligencias, recibe otra llamada, indicando que el señor Jhonny L. estaría ocultando al prófugo”, señala parte de la imputación que la Fiscalía presentó contra la madre del principal sospechoso, a la que EL DIARIO tuvo acceso.

ANTECEDENTES

Todos estos hechos se desarrollaron el 28 de septiembre, cuatro días después de que el cuerpo de Stephanie fuera hallado maniatado y con una herida en el cuello, abandonado al borde de la Autopista La Paz – El Alto, a la altura de la Ciudadela Ferroviaria.

De acuerdo con los antecedentes, la madrugada del domingo 24 septiembre, en cercanías de la avenida Simón Bolívar, de la zona de Miraflores, Stephanie abordó el vehículo del radio Taxi T&T con placa 1663 – ERE conducido por Jimmy.

Esa madrugada, pese a los efectos del exceso de consumo de bebidas alcohólicas, Stephanie logró hacer una llamada a un amigo y le indica que su última ubicación es por el puente Topater.

El certificado médico forense señala que su muerte se produjo por hemorragia severa, cerca de las 04.30. El informe policial señala que el cuerpo fue encontrado a las 05.50 horas, en la Autopista La Paz-El Alto.

Las imputación señala que en el lapso del ese día, hasta el 28 de septiembre, el principal sospechoso confesó el crimen al menos a cinco personas, y que ninguna de ellas denunció el hecho a las autoridades. En cambio, le proporcionaron ayuda para encubrir el delito y lograr que se dé a la fuga.

DUEÑA

El mismo documento describe que Eva P., dueña del vehículo en el cual se cometió el delito, la mañana del día del crimen se percató de las manchas de sangre que había en el techo y el asiento, sitios donde se presume que se desangró la joven.

Tampoco denunció el hecho y, al contrario, ordenó al sospechoso cambiar el vehículo con otro chofer.

Eva P., también era dueña de los otros tres vehículos con los que Jimmy había trabajado en la empresa “T&T” y “El Rey”.

DECLARACIONES

El abogado de la familia de Stephanie, Juan Carlos Escalante, informó ayer que hace dos días se presentó a declarar la persona responsable de la administración del radiotaxi T&T y que en los siguientes días deben presentarse los administradores de “El Rey”.

Se conoció ayer que la suegra y la cuñada del prófugo se habían presentado a declarar y hasta horas de la tarde aún no se conocía si las mismas aportaron algún elemento que ayude a lograr su captura.

MADRE

Entre las personas que hasta el momento se conoce que tuvieron conocimiento del crimen, también figura la madre de Jimmy, Amalia C., de tercera edad, quien fue trasladada desde Cochabamba para que preste declaración informativa, en la que incurrió en varias contradicciones, por lo que tuvo que ser aprehendida e imputada también.

La imputación señala que el 27 de septiembre, un día antes del operativo donde se aprehendió a los tres primeros involucrados, Amalia había sostenido una llamada telefónica con la pareja del presunto feminicida, “quien le indica que Jimmy había matado a una chica con tatuaje, manteniendo una conversación de los sucedido”, señala el documento.

Familiares de Stephanie presumen que el sujeto logró llegar a Cochabamba y que allí la madre le dio dinero y también ayudó a su fuga.

AUDIENCIA SUSPENDIDA

La audiencia cautelar de la madre de Jimmy debía desarrollarse ayer, a las 15.00 horas, en el juzgado primero anticorrupción, a cargo de la juez Cynthia Delgadillo, quien dispuso un cuarto intermedio hasta las 10.00 horas de hoy, debido a que la imputada no contaba con abogado defensor.

Con estos antecedentes, si bien hasta el momento son seis las personas imputadas, se presume que cinco de ellas conocieron los hechos de manera directa de voz del imputado, y la sexta, el chofer Rodrigo S., quien conducía el vehículo denunciado al momento de ser encontrado, se constituyó en cómplice al negarse a dar información sobre lo que conocía de lo ocurrido.

Comparte
Síguenos en Facebook