Un avión militar ruso Su-24 se estrella en Siria durante el despegue sin dejar supervivientes

Los dos tripulantes de un Su-24 han fallecido luego de que el avión militar ruso se estrellara este martes durante el despegue en la base aérea de Jmeimim, en Latakia, Siria, informa el Ministerio de Defensa de Rusia, según RIA Novosti.

"Un Su-24 que estaba acelerando para despegar este 10 de octubre en el aeródromo de Jmeimim, en Siria, se salió de la pista, lo que provocó el siniestro. Los tripulantes no han tenido tiempo de eyectarse y han fallecido", comunicó el Ministerio. Las autoridades rusas han agregado que el accidente pudo deberse a un fallo técnico.

El Su-24 es un bombardero de primera línea diseñado para lanzar ataques con misiles. Es uno de los aviones de combate más fabricados entre modernos aviones militares rusos. Además, su modificación Su-24M y el Su-25SM son los principales aviones que llevan a cabo desde el 2015 las operaciones contra los terroristas en territorio sirio.

Dos años de la operación rusa en Siria

El pasado 30 de septiembre se cumplieron dos años del inicio de la operación antiterrorista de la Fuerza Aérea Rusa en Siria, iniciada a petición del Gobierno de Bashar al Assad. 

Moscú afirmó que su participación era necesaria para evitar que las fuerzas yihadistas se apoderaran del país y lo convirtieran en un importante foco de terrorismo, algo que habría amenazado a toda la región.

La principal tarea de la Aviación rusa en esta operación es apoyar la operación terrestre del Ejército sirio. En los últimos dos años, los pilotos militares contribuyeron a la liberación de un total de 2.235 localidades, que suponen casi el 87,4% del territorio de Siria.

Durante los dos años de la operación, los aviones militares rusos realizaron más de 92.000 ataques aéreos. La aviación rusa eliminó a más de 53.700 combatientes, 8.300 puestos de mando, 17.200 fortificaciones, 970 campos de entrenamiento y 9.300 objetos de la infraestructura de las organizaciones terroristas.

Comparte
Síguenos en Facebook