5 casos de narcos vinculados al MAS perturbaron al Gobierno

Daniela Romero / La Paz
Desde asesores, hijos de candidatas hasta familiares directos de autoridades fueron detenidos por narcotráfico en lo que va del año. Son cinco casos en los que los principales involucrados tienen vínculos directos con el partido de Gobierno.

Pablo Ramos, el presidente del club de fútbol Real América, era un militante oficialista activo. Con su polera azul con la leyenda "Evo, sí reelección”, asistió a diferentes actos del MAS, se sacó fotos con el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García; con la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, entre otros.

Pero con quien tuvo una relación más cercana fue con el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Tal vez los unió el fútbol, al ser la autoridad presidente de Sport Boys, pero la confianza llegó a tal punto de que el ministro fue uno de los principales invitados a la boda de Ramos, quien el 3 de noviembre fue detenido por transporte de droga. Romero admitió conocer a Ramos, pero aseguró que como en todos los casos no se protegerá a nadie, por más de que sean militantes del MAS u opositores, y que su ministerio se iba a adherir a la investigación.

Pero el primer caso del año tuvo que ver con Jorge Pérez Ardaya, padre del entonces viceministro de Régimen Interior, Jorge Valenzuela. La justicia argentina lo buscaba por un caso de narcotráfico ocurrido en 2006 cuando este ciudadano fue detenido en el vecino país.

Después de una nota publicada en Página Siete, el ministro Romero informó que Pérez Ardaya estaba en Bolivia. El entonces viceministro aseguró que hace muchos años dejó de tener relación con su progenitor, pero que los delitos son personales.

Sin embargo, Romero y otras autoridades volvían a aparecer en fotografías. Esta vez junto a Rómer Gutiérrez, hermano de la diputada masista Amparo Gutiérrez. Habría sido asesor en el MAS. En julio esta persona fue detenida en Brasil con droga.


Seguidamente saltó a la luz pública la detención preventiva de Máxima Arias Calderón después de ser descubierta con cocaína adherida en el cuerpo en Samaipata, Santa Cruz. Esta persona es hermana de la diputada del MAS, Adriana Arias Calderón. Pero no sólo esta mujer entró a la cárcel; desde 2015 su hermano Fermín guarda detención en Palmasola también por narcotráfico.

Brasil es uno de los destinos preferidos de los narcotraficantes debido a que la droga se vende casi al doble de lo que vale en Bolivia y porque hay delincuentes que formaron redes entre ambos países. Rómer Gutiérrez cayó en el país vecino con droga en julio y en octubre fue detenido también en Brasil el pez gordo Fabio Andrade Lima Lobo con 420 kilos de cocaína purificada.

El detenido es hijo de Carmen Lima Lobo, excandidata a la subgobernación de Beni por el MAS, y del fallecido capo del cártel de Cali (Colombia), Célimo Andrade, que supuestamente operó desde los años 90 en Bolivia. 

Esta seguidilla de denuncias generó molestia en autoridades del Ejecutivo tanto así que en primera instancia el ministro de Gobierno llamó a conferencia de prensa para dar conocer los nexos de algunos narcos con opositores y también para recordar que en el pasado, al igual que ahora, hubo vínculos de narcotraficantes con políticos.

Por su parte, el presidente Morales denunció que Estados Unidos planifica ataques en contra del Gobierno. "Desde la Embajada de Estados Unidos han planificado cómo atacarnos con la corrupción y el narcotráfico”, dijo.

El diputado opositor Tomás Monasterio investiga los lazos que hay con el narcotráfico y cree que habrá más escándalos. "En todos estos años hemos demostrado que se vive en un narcoestado, cuestionamos la permisividad y los vínculos tan groseros con el MAS. Estoy convencido de que hay más casos, esta organización montada va a seguir operando en el territorio pero vamos a seguir investigando”, manifestó. 

Pablo Ramos, el cercano a Romero

El presidente del club de fútbol Real América, Pablo Ramos, fue detenido los primeros días de noviembre. Junto a su esposa, Yesenia López, fueron imputados por legitimación de ganancias ilícitas y transporte de sustancias controladas. Tras su detención, como en otros casos, se publicaron fotos junto a varias autoridades de Gobierno pero más con el ministro Carlos Romero, quien en 2015 asistió a su boda.

Fabio Andrade, hijo de excandidata

Fabio Andrade Lima Lobo, hijo del capo de Cali, Célimo Andrade, y de la excandidata por el MAS a la subgobernación de un municipio de Beni, Carmen Lima Lobo, cayó en Brasil con 420 kilos de clorhidrato de cocaína. Después de su detención se conoció el nexo familiar que había con la madre y el padre, ya fallecido. El Gobierno aseguró que Andrade Lima Lobo es un pez gordo de Beni que era investigado en Bolivia.

Va presa hermana de diputada Arias

Máxima Arias Calderón, hermana de la diputada del Movimiento Al Socialismo Adriana Arias, fue enviada al penal de Palmasola en septiembre de este año después de que se le encontrara con 10 kilos de cocaína adherida en su cuerpo. Fue el segundo caso de la familia. En junio de 2015, Fermín Arias Calderón fue detenido por la fuerza antidroga en poder de 20 kilos de cocaína, también está en la cárcel de Palmasola.

Rómer Gutiérrez, el narcoasesor

Rómer Gutiérrez Quezada fue detenido en julio en Brasil con cocaína valuada en 700 mil dólares. Era militante oficialista, es hermano de la diputada del MAS Amparo Gutiérrez y fundador de la organización Che Guevara. Luego de su aprehensión se hicieron públicas fotografías en las que aparecía él junto con el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García, ministros y otras autoridades.

Padre de Jorge Pérez con droga

En febrero de este año se conoció que Jorge Pérez Ardaya, el padre del entonces viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez Valenzuela, era buscado por la justicia argentina desde 2006 por tráfico de al menos 88 kilos de droga. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó que el ciudadano estaba en Bolivia y que no se tendría problema en extraditarlo. Días después Pérez Ardaya se entregó a la Policía.

Fuente: Página Siete
Comparte
Síguenos en Facebook