Activan protestas, hablan de rebelión y juicios contra el TCP

Lorena Rojas Paz / La Paz
Las protestas contra el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) se activaron ayer en La Paz y Santa Cruz. También se registraron anuncios de no  reconocer el veredicto  y  de  juicios de responsabilidades en contra  los tribunos que habilitaron a Evo Morales  como candidato de por vida.

“Aquella reforma inconstitucional e ilegítima viola derechos políticos, económicos, sociales y culturales de los bolivianos y, por tanto, recorta mucho más el Estado constitucional y de derecho, ante lo cual el pueblo boliviano puede ejercer el derecho a la rebelión”, se lee el  pronunciamiento que emitió la presidencia de la  Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia. 

P U B L I C I D A D 
Esa institución, presidida por Amparo Carvajal,   indicó que el fallo del TCP   es una reforma ilegítima y contraria a la  Constitución Política del Estado.

A su vez, la exmagistrada del Tribunal Constitucional  Silvia Salame   anunció un juicio de responsabilidades contra  los magistrados que emitieron el veredicto.  “En el Colegio de Abogados plantearé un juicio de responsabilidades contra los magistrados del TCP... No tendrá efecto para la repostulación, pero quedará como antecedente internacional”, dijo. 

La plataforma Los patriotas Constitucionales de Bolivia organiza para hoy  un desagravio, que consistirá en  un cortejo fúnebre para “enterrar a la democracia”. La caravana  partirá de plaza Murillo  rumbo al Cementerio General. 

Las movilizaciones 

Activistas de distintas plataformas  acudieron  ayer a plaza Murillo, donde pretendían hacer conocer a la población su rechazo al fallo. No obstante, efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales  desalojaron  de manera violenta a estos ciudadanos.  

“Fuimos reprimidos por la dictadura en la plaza Murillo. El delito fue realizar una conferencia de prensa para dar a conocer el manifiesto de los ciudadanos”, expresó   el activista Ilya Fortún.

La Plataforma Ciudadanos dio a conocer el   Manifiesto de la bandera rota.  “Declaramos  que  no  reconocemos  la  resolución  del  Tribunal  Constitucional porque  viola  la  Constitución y la voluntad popular porque recordamos que Bolivia dijo NO el 21 de febrero de 2016”, se lee en el documento.  

En ese texto, los activistas sostienen que  no enfrentarán  la ilegalidad con la violencia, sino  con  la  resistencia democrática. “Por tanto, desde hoy  declaramos  que  vamos  a  intervenir  en todos los espacios democráticos y que no vamos a caer en la trampa dictatorial del Gobierno”, afirman. 

Por la noche hubo  movilización  en La Paz y Santa Cruz. En la sede de Gobierno, los movilizados  intentaron ingresar a plaza Murillo, pero fueron dispersados por la Policía. En la capital oriental   intentaron tomar la sede del Tribunal Electoral Departamental y provocaron  algunos destrozos materiales.

El vocero de SOL.bo, José Luis Bedregal,  aseguró que el fallo  del TCP es contrario al  21F.   “Es un fallo político, que daña la democracia del país”, afirmó. SOL.bo anuncia que trabajará en los nueve departamentos para combatir a Morales en las urnas.

Comparte
Síguenos en Facebook