Bolivia pone la mira en el gas natural licuado para conquistar mercados

Sputnik - En un contexto de fuerte dinamismo del comercio internacional de hidrocarburos, Bolivia apostará por incursionar en el comercio del gas natural licuado, medida que le permitirá alcanzar mercados más allá de los tradicionales, dijo a Sputnik el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

Bolivia acoge en estos días el IV Foro de Países Exportadores de Gas, dada su "fuerte vocación hidrocarburífera" y su abundancia de este recurso natural. Según indicó Rodríguez, los 18 países presentes en la cumbre totalizan "el 70% de las reservas de gas natural" en el mundo.

El gerente del IBCE destacó el discurso ante las comitivas oficiales del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, quien afirmó que "se avizora un mercado un poco más estable con un precio recuperado para el petróleo, con un barril entre 60 y 70 dólares en los próximos años y una mayor competencia" dentro del mercado del gas.

"Para Bolivia es un respiro que el precio del petróleo haya subido, porque esto aumenta nuestros ingresos de divisas por exportación de gas natural. No hay que olvidar que el 50% de las exportaciones de Bolivia tienen que ver con hidrocarburos", aseveró Gary Rodríguez.

Los cambios en el sector productivo del gas, con el desarrollo de nuevas formas de producción, plantea a Bolivia "la necesidad de ser más competitivos" y de aumentar las reservas. Según Rodríguez, en el país hay todavía 60 trillones de pies cúbicos (TCF) de existencias de gas por explorar y certificar.

Esto, afirmó, "da una gran proyección al país", pero se deben adoptar ciertas estrategias para colocar la producción más allá de Brasil y Argentina, los principales compradores. Hoy, Bolivia depende "muy fuertemente" de los ductos que envían hidrocarburos a esas naciones limítrofes. Ir por caminos como la licuefacción del gas natural permitiría disminuir contingencias e ir a la búsqueda de otros compradores.

"Obviamente necesitaríamos plantas de licuefacción. Eso es un gran desafío, porque si Bolivia tuviera esta alternativa, podría vender al mercado libre. ¿Por qué no pensar en tener una planta de licuefacción de gas natural para sacarlo por la hidrovía Paraná-Paraguay?", indicó el gerente general del IBCE.

Actualmente Brasil es el mayor destino del gas boliviano y representa un 53% del total de las ventas. En 2019, Bolivia deberá renegociar con privados un 50% del contrato con la empresa estatal Petrobrás, situación que "plantea oportunidades pero también desafíos". El segundo comprador, Argentina, tiene una posibilidad de crecimiento, pero se necesitaría construir un ducto adicional para aumentar la capacidad.
Por otra parte, Bolivia ha pasado en los dos últimos años a ser importador de gas licuado de petróleo (GLP) a ser "exportador nato", principalmente a Paraguay y Perú, con una "perspectiva de mayor integración con esos países".

Hasta el momento, el país anfitrión de la cumbre ha cerrado tres contratos con Repsol, Shell y Pan American Energy por aproximadamente 1.600 millones de dólares "para exploración y explotación, con miras a consagrar tres veces el gas natural" del que actualmente se extrae.

Se esperan, además, anuncios oficiales desde el Gobierno sobre una posible cooperación con Gazprom. Rodríguez destacó la presencia de la empresa en el foro e indicó que cuando en su momento se había anunciado la presencia del presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, en el evento, se generó "mucha expectativa".
Comparte
Síguenos en Facebook