Bolivia y Rusia pactan cláusula de confidencialidad para el Centro de Investigación Nuclear

Bolivia y Rusia establecieron un acuerdo de confidencialidad en el funcionamiento el Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear (CIDTN) en El Alto, que será operativizado por la Contraloría General del Estado y la Agencia Boliviana de Energía Nuclear a través de un protocolo.

La disposición está contenida en el proyecto de ley del Gobierno y que “Asigna la competencia de tecnología nuclear con fines pacíficos al nivel central del Estado; y establece las condiciones para la construcción de infraestructura e implementación del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear”.

El parágrafo I del artículo 5 del proyecto menciona que la implementación del CIDTN y sus operaciones posteriores podrán estar sujetas al ámbito del control externo posterior y/o supervisión por parte de la Contraloría General del Estado.

La Contraloría, antes de ejercer sus competencias y en coordinación con la ABEN “establecerá un protocolo de ejercicio de la auditoría o supervisión, según corresponda, que precautele la cláusula de confidencialidad, prevista en el acuerdo entre el Gobierno del Estado Plurinacional y el Gobierno de la Federación de Rusia”.

Bolivia y Rusia firman contrato por $us 300 millones para construir centro de investigación nuclear

A través de este proyecto de ley, que ingresó al Legislativo el 18 de octubre, la construcción e implementación del CIDTN fue declarada de prioridad e interés nacional por su carácter estratégico, para el desarrollo de las aplicaciones de tecnología nuclear con fines pacíficos.

El 19 de septiembre ejecutivos de la firma rusa Rosatom y de Bolivia firmaron un contrato para la construcción del complejo que estará ubicado en la ciudad de El Alto. La inversión supera los $us 300 millones.

El parágrafo II del artículo 5, añade que “bajo ninguna circunstancia los servidores públicos de la Contraloría General del Estado podrán divulgar, ceder o comunicar los datos, informes o resultados a terceros, sino única y exclusivamente a la ABEN”.

El Centro incorporará un ciclotrón radiofarmacológico adaptado para los estudios médicos y varios laboratorios científicos: de análisis con neutrones activos, radioisótopos, radiobiología y plasma.
Comparte
Síguenos en Facebook