Brasil alista proyecto para privatizar la mayor eléctrica latinoamericana

AFP
El gobierno brasileño ultimaba detalles este martes de la iniciativa que enviará al Congreso para privatizar Eletrobras, la mayor compañía de electricidad de América Latina, por la que espera obtener unos 36.600 millones de reales (11.200 millones de dólares).

Entre los temas aún en discusión figura el porcentaje de esta empresa de capital mixto que quedará en manos del Estado. Actualmente es el 63%, pero podría reducirse a menos de 40%, anticipó el ministro de Planificación, Dyogo de Oliveira, en una charla con inversores españoles.

Lo que sí está decidido para la privatización de esta joya del relicario de empresas brasileñas que genera más del 30% del consumo anual del país (170,9 millones de MWh en 2016) es que el capital que se abra será pulverizado a través de una emisión de acciones y que el gobierno mantendrá poder de veto sobre cualquier decisión contraria a sus intereses, mediante una "golden share".

"Hay mucha prisa, esperamos que sea rápido", dijo una fuente de gobierno a la AFP, quien detalló que se limitará el capital máximo por accionista a un 10%.

Los tres proyectos necesarios para privatizar la mayoría del capital de Eletrobras -que no incluyen a las centrales nucleares ni a la gigantesca hidroeléctrica Itaipú, compartida con Paraguay- podrían llegar al Congreso el jueves de esta semana.

El Palacio de Planalto apuesta a que la iniciativa sea tratada en lo que queda de 2018, pese a que su apoyo en el Legislativo se debilitó luego de que la Fiscalía General denunciara dos veces por corrupción al presidente conservador Michel Temer.

Ambos procesos fueron finalmente bloqueados en la Cámara de Diputados, pero Temer pagó un alto costo y su gestión virtualmente se paralizó durante cinco meses.

Ahora, pretende empujar concesiones, inversiones y privatizaciones en el área de infraestructura para retomar la iniciativa política a poco más de 13 meses del final de su período.

Y también para engrosar los ingresos fiscales, que se redujeron tras una recesión histórica entre 2015 y 2016.

Los 36.600 millones de reales que ingresarían por Eletrobras -bastante por encima de los 20.000 millones estimados originalmente- serán divididos en tres partes iguales de 12.200 millones para paliar el déficit fiscal, moderar alzas en las tarifas y sanear las cuentas de la empresa.

Desde que se anunció la privatización de la empresa el 22 de agosto pasado, los títulos ordinarios de Eletrobras fueron la sexta mejor inversión bursátil de Brasil, con una ganancia del 45,92%, y la segunda entre las que integran el índice Ibovespa, según datos de la consultora Economatica hasta el cierre del lunes.

Cerca del final de la sesión, las acciones ordinarias de Eletrobras subían este martes 2,51% en la Bolsa de Sao Paulo, en tanto que el Ibovespa caía 2,11%.

Comparte
Síguenos en Facebook