Dormir desnuda tiene múltiples beneficios para la salud

¿Dormir desnuda, con pijama o con ropa interior? Cada persona elige la alternativa que más le gusta o le conviene. Marilyn Monroe, la rubia sensual, ya presumía de no haber gastado un solo dólar en la compra de pijamas y que lo único que usaba a la hora de meterse a la cama era el perfume Chanel No. 5. Lo que ella no sabía es que este simple y curioso hábito estaba beneficiando enormemente a su salud.
Diversas investigaciones científicas, realizadas por expertos sobre el sueño, revelan que dormir sin ropa tiene múltiples beneficios para la salud física y emocional, desde lograr un buen descanso,pasando por aumentar la autoestima y contraer menos enfermedades vaginales hasta la posibilidad de adelgazar.  Entérate.
1. Favorece a un mejor descanso
Algunos tipos de insomnio fueron relacionados con una incorrecta regulación de la temperatura corporal. De hecho, el Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles (EEUU) asegura que dormir con pijama incrementa la temperatura corporal afectando al ciclo del sueño y dificultando dormir profundamente.
Dormir desnuda ayuda a regular la temperatura corporal logrando que el sueño sea plácido y reconfortante.
Así, dormir profundamente es bueno para la consolidación de la memoria, la producción de la hormona de crecimiento y para la reparación y el crecimiento celular.

2. Previene la diabetes o ayuda a controlarla   
Dormir desnuda reduce las probabilidades de padecer diabetes o ayuda a mantenerla bajo control. La temperatura del cuerpo influye en la aparición de esta enfermedad, pues ayuda a sensibilizar los niveles de insulina y a regular los niveles de glucosa en la sangre. El dormir desnuda permite mantener la temperatura estable y eso ocasiona que se estabilicen los niveles de azúcar.
Según la revista Diabetes, tras un estudio con diversos individuos, concluyó que las personas que dormían desnudas en una habitación fresca (no fría) presentaban niveles estables de glucosa en sangre y más sensibilidad a la insulina.

3. Evita infecciones femeninas
El calor en las zonas íntimas de la mujer puede propiciar la aparición de hongos vaginales como la candidiasis.  
Las infecciones por hongos, un tipo de bacteria que prospera en áreas cálidas y húmedas, suceden con mayor frecuencia en personas que duermen con pijama, así lo explicó la médica Alyssa Dweck al medio Live Science. “Esta zona puede convertirse en un caldo de cultivo, es importante dejar que esta región respire durante la noche”.

4. Ayuda a quemar calorías
La temperatura del cuerpo se reduce de forma automática durante el sueño y eso hace que el organismo tienda a quemar más calorías tratando de aumentar dicha temperatura.
Sin embargo, si se utiliza algo de ropa para dormir, este esfuerzo disminuye y las probabilidades de adelgazar durmiendo se reducen también.
Dormir desnuda hace que el cuerpo se refresque y eso permite que los niveles de cortisona disminuyan, por lo que se va a acelerar la quema de calorías.
La grasa marrón o parda (también conocida como “buena”) es aquella que protege al cuerpo contra el aumento de peso.
Según los expertos, ese tipo de grasa –al contrario de la que se acumula a lo largo del día– ayuda a quemar el exceso de calorías al generar calor.
Dormir en un ambiente frío y sin ropa, activa esa grasa “buena” que tienen los adultos y ayuda a perder peso a un ritmo mayor que ante las altas temperaturas.
Cuanto más profundo y duradero sea el sueño, la grasa tendrá más tiempo para trabajar durante el descanso y, en consecuencia, sus propiedades adelgazantes serán mayores.
Es importante aclarar que esta regulación de temperatura provoca también la activación de hormonas del metabolismo y las que controlan el apetito.

5. Combate el estrés
Dormir desnuda disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés.  El estar desnuda ayuda a mantener la temperatura en los rangos óptimos para que el cuerpo reduzca la producción de  cortisol y equilibra la melatonina (la hormona del sueño), las hormonas que se vinculan a este mal.

6. Bueno para la piel  y el cabello
El buen descanso es el mejor reparador. Al dormir desnuda, la temperatura corporal cae, estimulando las hormonas de la melatonina y de crecimiento, ambas actúan directamente en el envejecimiento celular. Lisa Shives, miembro de la National Sleep Foundation, puntualizó estas  sustancias tienen poderes regeneradores tanto en las células de la piel y fibras de pelo.

7. Mejora y aumenta la autoestima
Muchos terapeutas aconsejan a las personas que tienen problemas para aceptar su cuerpo que duerman desnudas. Estar en contacto con el cuerpo todas las noches ayuda a “acostumbrarse” a él, asumirlo y amarlo cada día un poco más.

Comparte
Síguenos en Facebook