El Barcelona hace oficial la renovación de Messi con una clausula de rescisión en 700 millones de euros

Ha tardado tanto tiempo en llegar que algunos dudaron de si se haría o no oficial. La renovación de Leo Messi con el Barcelona es un hecho. El argentino sella su compromiso hasta 2021 y Bartomeu alivia así un tanto sus problemas al frente de la directiva culé. No obstante, hay que tener en cuenta que el contrato ya tenía vigencia a efectos legales, puesto que había sido firmado por su padre, que tenía los poderes necesarios para ello.

Leo Messi, de 30 años, se acercaría mucho al final de su carrera con este nuevo contrato de azulgrana en el que la cláusula de rescisión se sitúa ya en 700 millones de euros.



Durante el acto, el rosarino ha estado acompañado por su padre Jorge y por su hermano Rodrigo, que suele ayudarle en todos los temas personales y profesionales. Por parte del Barcelona, además del propio Bartomeu, también estaban el vicepresidente deportivo, Jordi Mestre; el directivo Javier Bordas; el mánager deportivo, Pep Segura, y el CEO, Óscar Grau.

En estos 14 años en los que ha lucido la elástica del Barcelona, Messi ha disputado 602 partidos, en los que ha marcado 523 goles y ha ganado 30 títulos. Al margen de los éxitos colectivos hay que destacar sus cinco Balones de Oro y sus cuatro Botas de Oro como máximo realizador de todas las Ligas europeas. Hay que recordar que con este nuevo contrato, Leo Messi acumula ocho renovaciones con el Barcelona. El argentino pasó a tener contrato profesional en cuanto cumplió los 18 años y fue actualizando progresivamente su salario y sus cláusulas de rescisión.

Su primer contrato lo firmó en junio de 2005, con una cláusula de 150 millones, validez hasta 2010 y un salario de 1,2 millones. No obstante, su progresión y la posibilidad de perder al futbolista provocaron una nueva renovación, la segunda, tres meses después, tras la disputa de un Gamper que dejó maravillado a Capello. Le doblaron la ficha, le hicieron contrato del primer equipo y le mantuvieron la cláusula y la duración. Ni un año después, en marzo de 2006, se anunció una ampliación hasta 2014 y otro doblaje en su ficha, que pasaba a ser de 4,8 millones de euros.

Pero la evolución de Messi era continua y se consolidaba como mejor jugador del mundo, artífice de los éxitos nacionales e internacionales del Barça de Rijkaard y Pep Guardiola. Un año antes de la llegada del técnico catalán, Messi ya era uno de los cracks del club junto a Ronaldinho. En junio de 2007 el Barcelona le volvió a doblar la ficha y pasó a ganar 8,5 millones de euros. La quinta renovación llegó cuando el argentino se quedó como la auténtica y única estrella del vestuario culé. Era septiembre de 2009, su cláusula pasó a ser de 250 millones y prorrogó su vinculación hasta junio de 2016.

Messi posa con las cuatro Botas de Oro que ha ganado hasta el momento-INÉS BAUCELLS

A partir de ahí pasaron cuatro años sin movimientos, hasta tres años antes de que acabara su vinculación con el club se decidió equiparar su ficha a los salarios que se pagaban a los mejores jugadores del panorama mundial. En febrero de 2013 pasó a cobrar 16 millones de euros y firmó hasta 2018. Este acuerdo quedó en papel mojado apenas un año después, cuando aumentó una temporada más su futuro con el club y aumentó considerablemente su ficha: 20 millones fijos más otros tres en variables. La octava y última se ha cerrado este sábado. Se anunció el 5 de julio y aunque entonces se propuso una cláusula de 300 millones, los acontecimientos con Neymar provocaron un aumento del precio de su libertad hasta los 700 millones. Su salario lo merece: cerca de 40 millones de euros.

Comparte
Síguenos en Facebook