El gobierno de Donald Trump le exige a Venezuela poder ver a cinco ciudadanos de Estados Unidos presos en Caracas

Citgo Petroleum Corp, con sede en Estados Unidos, es una refinería y comercializadora de petróleo y productos petroquímicos propiedad de Venezuela. Es la mayor filial de la estatal PDVSA fuera del país.


Por eso, la detención de seis altos directivos de la compañía por acusaciones de corrupción causó una conmoción en ambos países. Los seis hombres están detenidos en la sede de contrainteligencia militar de Venezuela, dijo el Fiscal General en un comunicado.

Washington solicitó entonces al Gobierno de Nicolás Maduro acceso a los ejecutivos, dijo un funcionario del Departamento de Estado. Cinco de ellos son ciudadanos de Estados Unidos, aseguró una fuente familiarizada con el asunto.

"La embajada de Estados Unidos en Venezuela ha pedido a las autoridades (venezolanas) que otorguen acceso consular a los ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela. Pedimos al Gobierno venezolano que lo haga de inmediato de conformidad con la Convención de Viena sobre relaciones consulares", dijo un funcionario del Departamento de Estado.

Citgo, la filial de PDVSA en EEUU

Maduro contó que Estados Unidos, su enemigo ideológico, había pedido la liberación de los funcionarios, pero juró el miércoles que serían juzgados como "traidores, corruptos y ladrones", por supuestamente buscar beneficiarse personalmente de un acuerdo financiero que era perjudicial para el país petrolero.

Las relaciones entre Caracas y Washington han sido tensas durante mucho tiempo, y se han distanciado aún más con el presidente Donald Trump desde que impuso sanciones a funcionarios venezolanos, incluido Maduro. Las sanciones económicas han impedido al país miembro de la OPEP acceder a la banca internacional.

Las detenciones se produjeron en medio de una barrida contra la corrupción en la industria petrolera venezolana. Alrededor de unos 50 gerentes de PDVSA han sido arrestados desde agosto. Fuentes del sector energético dicen que las detenciones se deben más a una decisión de Maduro de dejar a un lado a sus rivales y aumentar su control sobre las empresas con mayores ingresos cuando el país enfrenta una recesión devastadora.

La oposición asegura que PDVSA está plagada de corrupción y una investigación del congreso concluyó que al menos 11.000 millones de dólares "desaparecieron" entre 2004 y 2014. "Necesitan culpar a alguien y unos 'gringos' son ideales", dijo a Reuters el diputado opositor José Guerra.

Los arrestos, que dejaron a Citgo sin varios de sus ejecutivos de alto rango, han infundido temor en toda la industria petrolera venezolana y afectado la toma de decisiones, dijeron fuentes cercanas a PDVSA.

(Con información de Reuters)

Comparte
Síguenos en Facebook