Entra al mercado gasolina más cara, oposición ve un gasolinazo

Desde mañana entrará al mercado, inicialmente en Santa Cruz, la nueva gasolina especial Ron 91 con un costo de  4,40 bolivianos el litro, el precio es más caro que la gasolina especial, 3,74 bolivianos el litro. 

La oposición advierte que es un "gasolinazo” encubierto, pero el Gobierno afirma que el objetivo es cubrir la necesidad de vehículos de alta gama y de disminuir la elevada subvención a los combustibles.

Expertos afirman que el objetivo es reemplazar gradualmente a la gasolina especial. Mientras que la oposición advierte  un "gasolinazo” encubierto con el nuevo producto.

"En la concepción de la reingeniería, la disminución de la subvención (a los combustibles) y en la necesidad de ciertos vehículos, no sólo de alta gama, sino de vehículos modernos. Hoy se necesitan otras características de gasolina, de  octanaje, que es la gran demanda de muchísimos usuarios”, afirmó el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, según una nota de prensa.

Inmediatamente aseguró que la comercialización de la gasolina especial está "plenamente” garantizada y que actualmente se continúa produciendo en los mismos volúmenes.

En una entrevista con el foro de Radio El Deber, informó que  la venta de la gasolina Ron 91 de 91 octanos  comenzará el jueves . Esto  significa que tendrá mejores condiciones que la especial de 85 octanos. Inicialmente se encontrará en 12 gasolineras de Santa Cruz. 

"Su entrada al mercado nacional responde a una demanda de los consumidores que tienen vehículos de alta gama y que tienen las condiciones de pagar estos precios, porque la economía está mejor. Antes no se podía pagar esos precios, pero hoy (sí) se puede”, aseguró.

La comercialización de la "Ron 91” comenzará con  volúmenes reducidos y en función a la demanda se irá incrementando.  

Sánchez adelantó, según ABI,  que el precio será de 4,40 bolivianos el litro, porque es más limpia, tiene mayor octanaje, es 100% boliviana y una alternativa a la gasolina Premiun de 4,79 bolivianos. 

Anticipó que se plantea fabricar gasolinas intermedias de 88, 91 y 98 octanos,  que irán saliendo al mercado de forma paulatina en los siguientes meses.

Por ejemplo, hasta diciembre se espera ofertar la gasolina etanol que tiene 88 octanajes y mezclándola con gasolina especial o súper especial, se podrá llegar a un mayor potencial de entre 94 y 95 octanos, puntualizó.

Las repercusiones

Para los expertos Hugo del Granado y Bernardo Prado,  la decisión  de poner a la venta un nuevo combustible  sólo busca sacar del mercado interno la gasolina especial, que es más barata.

"Si quieren vender una gasolina mejor, para eso está la Premium, pero resulta que la producción es discontinua y está a punto de extinguirse, ¿por qué no la incrementan, qué necesidad hay  de producir otro producto, si la Premium es de 95 octanos?”, observó Del Granado.

Para Prado,   colocar en el mercado la Ron 91  busca sacar de poco la gasolina especial y a la población no le quedará más que adquirir el nuevo combustible, que  tiene un precio superior.

"Ya tenemos una Premium y una especial y ahora crean esta nueva gasolina que yo creo  es para reemplazar a la que actualmente se comercializa. Habrá que explicar bajo qué parámetros se sacó al mercado este combustible intermedio, no tiene mucho sentido”, indicó.

Por su parte, el jefe nacional de Unidad Nacional (UD), Samuel Doria Medina, atribuyó el lanzamiento de la nueva gasolina con el objetivo de aplicar un "gasolinazo  encubierto” y así cubrir el déficit fiscal que está por encima del 8%.

"Sabemos que el Gobierno está desesperado de percibir ingresos, que el déficit fiscal está por encima del 8%. Estamos viendo un terrorismo tributario contra los contribuyentes y no nos extrañaría que  al sacar una gasolina que cuesta más de cuatro bolivianos,  quieran hacer un incremento en la gasolina, que se conoce como un gasolinazo encubierto”, advirtió.

El alcalde de Cochabamba, José María Leyes, en su cuenta de Twitter dijo que espera que no se trate de una "gasolinazo camuflado”, haciendo desaparecer la gasolina normal y dejando sólo la nueva que es más cara.

Ismael Fernández, de la confederación de choferes,  dijo que el sector está alarmado  porque el precio es muy alto.

Subvención prevista llega a $us 499 millones

Para este año,  el Gobierno incrementó  el presupuesto de subvención a los hidrocarburos en 1.047 millones de bolivianos, respecto a 2016, según el Presupuesto General del Estado 2017.

El monto pasó de 2.437 millones, en 2016, a 3.484 millones de bolivianos (499 millones de dólares) para este año.

La subvención e incentivos a los hidrocarburos representan un 90,9% del total del presupuesto destinado a la subvención.

En 2013, el pico más alto, este costo  superaba los 1.000 millones de dólares. Los recursos comprenden  el gasto que realiza el Estado para mantener congelados los precios al consumidor de los carburantes.

Según el Gobierno,  el  presupuesto  destinado al subsidio se redujo en los últimos años debido a la caída del precio internacional del petróleo, al aumento de la producción  de líquidos y gas, la conversión de vehículos a gas natural y las instalaciones de gas domiciliario.

El 26 de diciembre de 2010, el Gobierno informó sobre la aprobación del Decreto Supremo 748 que fijaba nuevos precios del diésel, gasolina, gasolina especial y la gasolina de aviación con lo que se descongelaban luego de varios años.

La gasolina subió de 3,74 el litro a 6,47 bolivianos; el diésel de 3,72  a 6,80 bolivianos. El Gobierno argumentó en ese entonces que se subvencionaba a la actividad ilícita del contrabando.

No obstante, tras la resistencia de la población y la crítica, el presidente Evo Morales anuló la medida el 31 de diciembre.

Punto de vista
Álvaro ríos,exministro de Hidrocarburos

En Bolivia se requiere gasolina de mejor calidad

La gran mayoría de los vehículos en Bolivia  necesitan una gasolina de mejor calidad que la de 85 octanos que tenemos en abundancia y creemos acertado el nuevo producto intermedio de 91 octanos.

 Ningún país maneja gasolina de 85 octanos en Sudamérica y peor en otros países de Norteamérica y Europa.

Desconozco la intención del Gobierno de sacar del mercado la gasolina especial. De ser cierta la intención,  creemos que estaríamos en el camino correcto y esta gasolina debería ir desapareciendo por (temas de) calidad.

Los futuros precios en Bolivia de la nueva gasolina de 91 octanos seguirán siendo casi la mitad o mucho menor que de los países vecinos, exceptuando por supuesto Venezuela y Ecuador.

Por ejemplo, los precios actuales con impuestos en Chile de la gasolina de 93 octanos cuestan a 1,15 dólares por litro (ocho bolivianos al tipo de cambio) y 1,20 dólares por litro ( 8,35 bolivianos),  la de 95 octanos; en Argentina cuesta  1,35 dólares  (9,40 bolivianos) la de 93 octanos y la de 95  se vende en  1,50 dólares  (10,44 bolivianos).

En Perú oscila entre 1,03 y 1,35 dólares,  en   Colombia entre 0,72 y 0,74 dólares. En  Venezuela cuesta  0,01 dólares   para ambas.

El precio en Bolivia para la de   91 octanos estaría fijado en  0,63 dólares   el litro, según entendemos. Es más, recomendaríamos  estudiar y plasmar ajustes periódicos al precio de los combustibles con la fluctuación del precio del petróleo y tal vez establecer algunos tipo de bandas.

Los subsidios terminan siendo perversos para las economías y sólo benefician a los que más tienen y al contrabando. Venezuela y Ecuador son los ejemplos mas patéticos de lo que no se debe hacer. Sus economías están muy dañadas pese a ser productores y exportadores de petróleo.

Comparte
Síguenos en Facebook