Escándalo en el AC Milan: su propietario podría ser un impostor y hay riesgo de exclusión de Europa

Los problemas del AC Milán no sólo están en el campo de juego. El equipo viene de caer 2-1ante Napoli y ha quedado fuera de la zona de acceso a competiciones europeas. Sin embargo, ese no sería un problema tan grave tras conocerse que su nuevo dueño podría no ser quien dice ser y eso le traería inconvenientes mayúsculos ante la UEFA.


Todo comenzó con un artículo del prestigioso New York Times, que encabezó una investigación que pone en duda los orígenes del patrimonio de Yonghong Li, quien compró el club a Silvio Berlusconi en agosto del año pasado. La venta se hizo oficial el pasado mes de abril, cuando el grupo de inversores llamado Rossoneri Sport Investment Lux adquirió el 99,93% de la institución italiana.

"Cuando este hombre de negocios adquirió el club nadie había oído hablar de él, ni aquí ni en China. Nadie le había colocado nunca en la lista de los hombres más ricos de su país. Sin embargo alcanzó un acuerdo con Silvio Berlusconi por 860 millones de dólares, demostrando que tenía dinero", dice el artículo firmado por los periodistas Sui-Lee Wee, Ryan McMorrow y Tariq Panja, quienes viajaron al país asiático para llevar a cabo una extensa investigación.

Silvio Berlusconi junto al polémico empresario chino Yonghong Li

Hay muchos interrogantes que se desprenden del sospechoso currículum del empresario, que dice ser propietario de la mina más grande de fósforo china. El artículo desvela que su supuesta empresa minera no está a su nombre y que, de hecho, Yonghong Li tuvo problemas legales con Guangdong Lion, los verdaderos dueños de la corporación minera, por un préstamo económico.

Como si fuera poco, el padre y hermano del nuevo dueño del AC Milán se encuentran en la cárcel por estafar casi 70 millones de dólares a un grupo de inversión, en un caso en el que Yonghong Li también fue investigado pero no fue acusado de comportamiento delictivo.

Las sospechas de la UEFA

Bajo este contexto, la UEFA puso su lupa en el club italiano. Según informó MARCA, los dirigentes rossoneros intentaron de convencer a los ejecutivos de la entidad que regula el fútbol europeo, pero el proyecto camina por el abismo. Las charlas, los argumentos y los papeles que presentaron al Comité de Disciplina que preside Aleksander Ceferin no fueron convincentes. La sanción ser tan severa que podría significar su exclusión de las competiciones europeas.

El AC Milán ha desembolsado más de 200 millones de dólares para reforzar el equipo. Las operaciones aún no han sido analizadas al detalle, pero la empresa de Berlusconi y la compañía china que ha tomado el control deberán mostrar que cumplen con las normas del Fair Play financiero.

A los discretos resultados deportivos que ha obtenido el AC Milán en las últimas temporadas, se le suman las dudas sobre su nuevo propietario. Mientras el equipo dirigido por Vincenzo Montella, que marcha séptimo en la clasificación de la Serie A italiana, a 13 puntos del actual líder, busca su rumbo, la institución también se empeña por hallar estabilidad.

Comparte
Síguenos en Facebook