Estuvo preso 39 años y era inocente

Ocurrió en California. Craig Coley  fue condenado por los asesinatos de su ex novia y del hijo de la mujer en 1978. Tras revisar el caso, las autoridades se dieron cuenta que el hombre no fue el autor de los crímenes. 


Más de media vida en la cárcel. Un hombre de 70 años, que pasó 39 tras las rejas acusado de dos crímenes cometidos en 1978, quedó en libertad luego de que las autoridades volvieran a analizar el caso y entendieran que no habría sido el responsable de los asesinatos.

Craig Coley fue acusado de matar a su ex novia Rhonda Wicht, de 24 años, y al hijo de la mujer, Donald, de sólo cuatro, en 1978, en la localidad californiana de Simi Valley, delitos por los que fue condenado a cadena perpetua. Durante el juicio y tras la sentencia, el reo, en todo momento, clamó su inocencia.

Pasados los años, la intervención del gobernador Jerry Brown fue decisiva para revertir esta situación, ya que hace dos años ordenó la revisión del caso.

La nueva pesquisa

Tras el pedido del gobernador de California, el actual jefe de la policía de Simi Valley, David Livingston, y el fiscal del condado de Ventura, Gregory Totten, retomaron el año pasado la investigación, basados en las dudas planteadas por un agente retirado. "Este es un caso trágico. Una mujer inocente y un niño pequeño fueron asesinados. Craig Coley pasó 39 años en la cárcel por un crimen que probablemente no cometió. El verdadero asesino o asesinos no fueron juzgados", lamentaron Livingston y Totten a través de un comunicado.

Aunque muchas de las evidencias fueron destruidas después de que Coley agotara sus recursos, las autoridades pudieron realizar unas pruebas de ADN que no coincidieron con su perfil, por lo que entendieron que habrían cometido un error y lo dejaron en libertad. "La honra con la que Coley soportó este largo e injusto encarcelamiento es extraordinaria", manifestó el gobernador Brown, tras otorgarle el indulto y aunque podrá gozar de la libertad, los años pasados en prisión nadie se los podrá devolver.

Fuente: Crónica
Comparte
Síguenos en Facebook