Eurochronos: comandante dice que abogados de Tórrez denigran a la Policía

El comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Rubén Suarez, acusó hoy a los abogados de la familia de Ana Lorena Tórrez, la mujer que falleció en el atraco frustrado a la joyería Eurochronos, de denigrar a la institución verde olivo.

“No vamos a permitir que estos dos señores, por respeto, sigan saliendo en los medios de comunicación denigrando mi institución y denigrándome a mí. Exigimos que nos respeten”, manifestó Suarez luego de prestar su declaración ante la Fiscalía.

Adhemar Suárez y Jorge Santistevan, abogados que forman parte de la defensa de la familia de Torrez, aseguraron ayer que la Policía vulneró dos protocolos de seguridad durante el atraco frustrado, ocurrido el pasado 13 de julio.

Ambos juristas dijeron que se vulneró el uso apropiado de las armas en una situación de rehenes y que no hubo proporcionalidad.

Santistevan afirmó que hubo “brutalidad policial”. "Un agente dispara contra la humanidad de un individuo que está en posición fetal, en el suelo, indefenso y sin armas. Las imágenes lo dicen todo", indicó.

Torrez, gerenta de Eurochronos, falleció durante el cruce de fuego entre la Policía y los asaltantes. Se puso en tela de juicio la actuación de los miembros del orden a los que se les reclamó el no haber optado por la negociación antes de disparar contra los delincuentes.

El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), en su informe balístico, determinó que el proyectil que mató a Torrez no provino de larga distancia y tampoco corresponde a alguna de las armas que estaban en poder de los asaltantes.

Sin embargo, aún se espera el informe balístico complementario que determinará los ángulos de los proyectiles encontrados en las oficinas de la joyería y en el cuerpo de las víctimas.

Entretanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, brindó su respaldo la Policía y aseguró que el actuar de los efectivos de orden fue oportuno y adecuado.

En el hecho perdieron la vida tres delincuentes, un uniformado y la funcionaria de la joyería, que era usada como escudo humano por los malhechores en su intento de fuga.

Comparte
Síguenos en Facebook