Evo cree que es más seguido en Twitter y ataca a Página Siete

"Página Siete dice que Mesa lidera la lista (de tuiteros) con 320 mil seguidores y Evo está con 265 mil seguidores, pero la mentira radica en que Carlos Mesa está (en  redes) desde el año 2011 y yo recién empecé en abril del año pasado y ya lo estamos alcanzando”, dijo ayer el presidente Evo Morales. También acusó a este periódico en "mentir” sobre  la Ley de la Coca y "tergiversar” el concepto de "democracia comunal”.   

En un acto realizado en el trópico cochabambino, el mandatario cuestionó la portada de Página Siete del día sábado, cuyo titular de apertura era: "El TCP falla contra Yungas y legaliza la coca del Chapare”. Advirtió que "las mentiras” no podrán confrontar a los cocaleros del trópico de Cochabamba y de los Yungas de La Paz y desafió al "dueño” de este medio  a un debate.  


P U B L I C I D A D 

"Este periódico dice que el Tribunal Constitucional Plurinacional falla en contra de Yungas y legaliza coca del Chapare. La peor mentira. Que el dueño del periódico  se defienda, que venga a debatir conmigo, vamos a ver cómo miente”, señaló el mandatario.

A juicio de Morales, la Ley General de la Coca que el TCP declaró constitucional  garantiza la producción de esa planta de por vida en ambas regiones. Además, dijo que la norma que estaba en contra de los Yungas de La Paz es la Ley 1008, que no garantiza coca de por vida y establecía que los nuevos cultivos en esa región eran ilegales.
 Página Siete  difundió el fallo público del TCP que  declara constitucional la Ley General de la Coca que permite 7.700 hectáreas en el Chapare, rechazando la solicitud de inconstitucionalidad de la norma que presentó la Adepcoca de los productores de los Yungas. Por esa razón, los cocaleros paceños están ahora en emergencia y anuncia una denuncia internacional. 

Ranking de tuiteros
El segundo cuestionamiento del mandatario a Página Siete  fue sobre la nota que informa que  el expresidente Carlos Mesa lidera la lista de tuiteros más populares e influyentes del país, que tienen como fuente  un trabajo  que elaboró y difundió  el experto en redes sociales y herramientas digitales Tonny López. 
Morales dijo que si Mesa llegó a esa posición es porque está desde 2011 en la red social, en cambio él desde el año pasado. Ese dato figura en la nota publicada en este medio que textualmente dice: "Mesa  tiene más de 320 mil  seguidores. El  historiador y periodista sigue a menos de 400 usuarios  en  Twitter.  Se unió a esa red social en marzo de 2011”. 
  "¿Dónde radica la mentira? -dijo ayer el Presidente- Carlos Mesa está desde 2011, yo recién en abril del año pasado he empezado. Ya estamos alcanzando”, sostuvo y reiteró  que él cuenta con 274 mil seguidores.
El pasado 26 de octubre, en el cumpleaños de Evo Morales, la  ministra de Comunicación, Gisela López, regaló al  Presidente una torta con el isotipo de Twitter. Y dijo  que Evo es "el tuitero número uno del país”.
 Desde que se abrió la cuenta @evoespueblo ha publicado  3.317 tuits. El Presidente sigue a siete personas, entre ellas Lenin Moreno, Cristina Kirchner, Nicolás Maduro y el papa Francisco.
Democracia comunitaria
El tercer cuestionamiento de Morales ayer a Página Siete fue por una nota referida a la democracia comunal. El jueves, el Jefe de Estado abrió la posibilidad de "acabar” con la democracia occidental de mayorías y minorías, porque -dijo- en la democracia comunitaria, en la que hay "reuniones, concentraciones, del ayllu, de la comunidad”, no hay votación sino consenso.
La oposición cuestionó esta postura y a través de diferentes interlocutores afirmó que el principio de la democracia comunitaria es la rotación y la alternancia, por lo tanto, no hay lugar para la "reelección”, como busca el masismo, con el fin de que el presidente Evo Morales permanezca en el poder.
"En la democracia comunal cada ayllu, cada comunidad, cada región tiene su propia particularidad. En el altiplano paceño por ejemplo los amautas, después de pasar muchos  cargos, amauta es toda la vida eterno dirigente, como gran amauta, algunos llaman tata mayor, eso no se cambia, eso es la democracia comunal. La derecha dice que la propuesta de reelección no hay en la democracia comunal, qué falso, y otra mentira de ese periódico Página Siete”, dijo ayer Morales.
En su alocución, el Primer Mandatario calificó  repetidamente de "mentiroso” a Página Siete y lo calificó de como un periódico de  "prochileno" y "proyanqui”. 
"Que el dueño el periódico se defienda, que venga a debatir conmigo, vamos a mostrarle  como miente”, dijo Morales
Consultado, el presidente del Directorio, Raúl Garáfulic, afirmó que "Página Siete desarrolla su trabajo informativo en un marco de respeto hacia todos los ciudadanos, incluido el Presidente. Es una pena que él no actúe de la misma manera”. Agregó que no recibió ninguna invitación formal a debatir. 
"Después de haber oído la grabación del discurso del Presidente, tampoco creo que ésta (invitación a debatir) se formalice, pero estaré atento. El Presidente asume que yo escribo el periódico, pero está mal informado. La Directora de Página Siete, junto a su equipo, son quienes lo hacen”, finalizó.

Más  ataques 
  • FFAA.- El 29 de julio de 2016 el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, aseguró  que Página Siete busca una confrontación con las FFAA, luego de que se encontró en una conferencia de prensa una nota en la que se califica a dos periodistas, de este matutino y de El Deber, de ser "fuerzas enemigas”.

  • Investigación.- El legislador oficialista Rodolfo  Calle aseguró  tener pruebas de que hay medio dedicados a causar conflictos. "Tenemos la pruebas contra Página Siete,  una vez que tengamos de otros medios, ahí vamos a decir cuáles son”. No presento las pruebas.
De mentiroso a prochileno, las acusaciones no comprobadas 
Página Siete ha sido blanco de acusaciones y ataques del Gobierno en al menos cuatro oportunidades. Ninguna de sus denuncias  fue comprobada por las autoridades. 
 El 6 de agosto de  2013, el presidente Evo Morales señaló que habían medios prochilenos  actuando en el país. Días después  el entonces ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, acusó   a Página Siete de ser el portavoz de una fuerza política chilena. Aseguró que las pruebas eran las publicaciones sobre la demanda marítima  y entrevistas  a  "lideres de ultra derecha”.
El 19 de mayo de 2016, Quintana arremetió nuevamente contra el periódico durante su interpelación  en el Legislativo por el  caso CAMC que acusaba al Gobierno sobre presuntos hechos de corrupción. Señaló que hubo un "golpe mediático-político” por parte de  Página Siete, ERBOL, ANF y El Deber, medios a los que llamó     el "cártel de la mentira”.
Basó su acusación en las notas publicadas sobre  un supuesto hijo del Presidente con la principal involucrada de los hechos ilícitos, Gabriela Zapata, que  fueron elaboradas con base en las propias declaraciones de Morales.  
El vicepresidente Álvaro García Linera vinculó  a este medio con el caso de paraíso fiscal,  Panamá Papers. Aseveró  que una de las   personas de esa listas era  accionista, mientras que otra era un familiar político de un miembro del Directorio. Sin embargo el informe oficial de la Comisión de Investigación de la Asamblea Legislativa no menciona a  Página Siete.
El 16 de septiembre de 2016 Quintana  afirmó  que una "huella digital” de Página Siete se encontraba en el asesinato del exviceministro de Régimen Interior  Rodolfo Illanes. El argumento fue: "Su lógica es la misma de los cooperativistas mineros, es decir una huella digital de Página Siete”.
PUNTO DE VISTA
Roger Cortez es politólogo y analista

"Lo que irrita”

El presidente -que nunca ha perdido la afición por atacar a medios de difusión masiva- ha vuelto a honrar con una seguidilla de ellos a este diario, que varias veces antes ya ha recibido los mayores privilegios de tales explosiones. Pero, lo de la última semana está rompiendo las marcas conocidas, porque la intensidad y frecuencia de sus acusaciones contra Página Siete están basadas, según sus argumentos, en hechos que resulta prácticamente imposible confundir con interpretaciones o falsedades, como él las califica.

Su enfado por noticias sobre el rechazo que produce la Ley de Coca en Yungas; el número de seguidores que tiene el expresidente y vocero de la causa marítima en una red social digital (que es mayor al suyo); o que el desconocimiento de la voluntad popular expresada contra una nueva candidatura es contrario a la Constitución y a la rotación de cargos propia de la democracia comunitaria, resulta casi inexplicable si uno olvida la crispación de todos los hombres del régimen ante la avalancha de noticias de corrupción y descomposición que marchan en paralelo con los anuncios del Gobierno y el MAS de que no retrocederán hasta imponer la ilegal candidatura.
Lo que transmiten las explosiones de malhumor del máximo representante del Ejecutivo es que las cosas no marchan como espera, que hay hechos que le son tan indigestos, que su publicación le resulta simplemente intolerable.

"El periodismo es el que creemos"
Página Siete deplora las declaraciones del presidente Evo Morales en el trópico de Cochabamba el día de ayer  y reafirma su compromiso con un periodismo serio, responsable e independiente de filiaciones políticas.
Como en otras oportunidades, el Presidente acusa sin argumentos válidos el trabajo que realizamos con responsabilidad y apegados, lo más fielmente posible, a la verdad de los hechos.
Siguiendo esta línea, responderemos a cada una de sus acusaciones en una nota editorial, sin embargo, insistimos en que cada una de las informaciones a las que el Primer Mandatario alude están confirmadas por fuentes veraces y no han sido desmentidas.
Página Siete realiza diariamente un esfuerzo por cumplir con el rol que le corresponde a una prensa libre en democracia: fiscalizar al poder y abrir el debate público plural, llevando a los ciudadanos la información sobre la gestión de sus autoridades. Es lo que hacemos y lo que seguiremos haciendo con absoluta convicción, pues es éste el periodismo en el que creemos.
Isabel Mercado es Directora de Página Siete

Comparte
Síguenos en Facebook