Fernández enfrenta una nueva citación por supuesta corrupción

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández acudió ayer, en silencio y sorteando a la prensa, a una nueva citación judicial por presunta corrupción durante su mandato, que en las redes sociales definió como “arbitraria” e “insólita” y por la que sólo presentó un escrito y se negó a declarar.

“Resulta imposible saber cuál es el hecho puntual, concreto y específico de carácter delictivo que se me atribuye, más allá de la reedición del relato que la prensa oficialista se encarga de machacar incesantemente”, expresó quien fuera mandataria entre 2007 y 2015 en un mensaje en Facebook tras pasar por el juzgado.

La viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), que ya tiene tres procesamientos judiciales, dos de ellos por supuestos delitos de corrupción, llegó en automóvil a los tribunales federales de Buenos Aires una hora antes de la que había sido citada, por lo que logró esquivar parte de la prensa que se aposta en el lugar.

Además, esta vez, fuera de los tribunales no hubo militantes apoyándola, ya que ella misma pidió que no lo hicieran para no “entrar” en el “juego” mediático que a su juicio realiza el Gobierno de Mauricio Macri, al que acusa de impulsar un persecución política contra ella para tapar nuevos “ajustes” en su política económica.

Ya ante el juez Julián Ercolini, que la acusa de asociación ilícita y administración fraudulenta por supuestas maniobras de lavado de dinero relacionadas con la concesión de la obra pública, Fernández presentó un escrito y se retiró apenas 10 minutos después, de nuevo sin comparecer ante la prensa .

“Es tan arbitraria la intimación que ni siquiera se precisa cuáles son las conductas que conforman la supuesta maniobra de blanqueo de capitales, cuándo se habría consumado ni el modo en qué se habría afectado el bien jurídico tutelado por la norma”, remarcó la política, que en las elecciones legislativas del pasado 22 de octubre logró un escaño de senadora, que ocupará desde diciembre. En su opinión, vive un escenario de “absoluta privación de justicia” y recalcó que demostrará la “absoluta falta de fundamento de esta insólita acusación, tanto desde un punto de vista fáctico como jurídico”.

DATOS

Sus hijos declararán la próxima semana. Además de ella, la causa afecta principalmente a sus hijos, Máximo y Florencia -que tendrán que declarar la próxima semana-, y al empresario de la obra pública Lázaro Báez, ya detenido desde hace un año y medio por lavado de dinero.

“Asignaciones irregulares”. La justicia considera que Kirchner y Fernández habían elaborado junto a Báez “un sistema destinado a disimular el carácter ilícito”, en principio, de parte de las ganancias que se habrían obtenido mediante la “asignación irregular” de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz.

Presunto lavado de activos. Fernández consideró que los hechos que se le imputan como presunto lavado de activos ya fueron estudiados por la justicia. La ronda de declaraciones a una veintena de imputados arrancó a principios de octubre y concluirá el 20 de diciembre.

Comparte
Síguenos en Facebook