Guardia de honor, música y niños, China recibe a Trump con gran pompa

China hizo todo lo posible para halagar al presidente Donald Trump ya desde el aeropuerto de Pekín: guardia de honor, banda de música y niños saltando con banderolas. Justo después, el presidente chino, Xi Jinping, desplegó el miércoles una alfombra roja de bienvenida para el presidente estadounidense en la Ciudad Prohibida, el antiguo hogar de los emperadores chinos, con una pompa esplendorosa poco común.

Aunque el enfrentamiento por las armas nucleares de Corea del Norte y la exigencia de que China haga más para equilibrar el comercio con Estados Unidos dominarán la parte formal de la visita, que concluye el viernes, China hoy deseó mostrar la importancia que da a la visita de Trump, la primera de un líder extranjero desde que terminó un congreso clave delPartido Comunista el mes pasado, en el que Xi afianzó su poder.

Trump mostró a Xi un vídeo de su nieta, Arabella Kushner, cantando en mandarín y recitando poesía clásica china

Trump y su esposa Melania fueron llevados rápidamente hacia la Ciudad Prohibida desde el aeropuerto, donde fueron recibidos por el principal diplomático chino, Yang Jiechi, un responsable fundamental del acercamiento al líder republicano desde que ganó las elecciones hace un año.

Conversando mientras tomaban el té, Trump mostró a Xi un vídeo de su nieta, Arabella Kushner, cantando en mandarín y recitando poesía clásica china, lo que llevó a Xi a elogiarla y calificarla de merecedora de un sobresaliente, dijeron medios estatales chinos.

Donald Trump saluda a artistas de ópera en la Ciudad Prohibida (Reuters)

Xi dijo que esperaba que Arabella visitara China pronto, diciendo que ella ya era una “niña estrella” en el país asiático, dijo la agencia de noticias oficial Xinhua. Un vídeo de Arabella recitando un poema chino se hizo viral en las redes sociales chinas poco después de la victoria de Trump el año pasado.

Asimismo, y en contraste con las costumbres diplomáticas entre ambos países, Xi mismo ofreció un recorrido a los Trump por los tesoros imperiales de la Ciudad Prohibida, un sitio del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que clausuró el acceso a los turistas durante el día, antes de que las dos parejas presenciaran una ópera y una exhibición acrobática.



“¡Esto es impresionante!”, dijo Trump tras del espectáculo, cuando él y Xi caminaban hacia la salida. “Estamos pasando un momento muy bueno”. Ya se esperaba que China se esforzara por dar la bienvenida a Trump, que la ha presionado para que controle más a su vecina Corea del Norte y resuelva el enorme déficit comercial con Estados Unidos.

La ceremonia en la llegada de Trump al aeropuerto de Pekín el miércoles también fue más elaborada de lo habitual. Los Trump fueron recibidos por una banda que marchaba y soldados en guardia. Niños ondeaban banderas pequeñas de China y Estados Unidos mientras pasaba la caravana de automóviles de Trump. En nombre de Melania y yo, MUCHAS GRACIAS por una tarde inolvidable en la Ciudad Prohibida de Pekín, presidente Xi y la señora Peng Liyuan. ¡Esperamos reunirnos con usted mañana por la mañana!”, tuiteó el presidente tras la primera jornada en China.

En otra medida poco frecuente, o sin precedentes, la ceremonia oficial de bienvenida a Trump en el Gran Salón del Pueblo, el jueves, será transmitida en vivo por la televisión nacional china, dijo la emisora estatal CCTV.

Donald Trump, con Melania Trump y el presidente chino Xi Jinping y su mujer Peng Liyuan en la Ciudad Prohibida (Andrew Harnik / AP)

Comparte
Síguenos en Facebook