Informe interno revela irregularidades en Banco Unión

El informe interno BUN/SGROP/19/2017, emitido el 09 de octubre pasado, por la exsubgerente regional de operaciones del Banco Unión, Marihela Valdés, al que tuvo acceso EL DIARIO, revela otra serie de irregularidades en el sistema de control monetario que favorecieron a que Juan Franz Pari logré desfalcar los 37,69 millones de bolivianos.

El informe fue realizado por Marihela Valdés Romero, subgerente regional de operaciones del Banco Unión, quien ahora es parte de las 22 personas cauteladas y que la pasada semana fue enviada a la cárcel con detención preventiva, imputada por “delitos financieros y asociación delictuosa en grado de autoría”.

NOTAS DE EGRESO

El informe empieza señalando que “se detectó la presunta apropiación indebida que Juan Franz Pari, exjefe de operaciones de la Agencia Batallas, habría cometido en el ejercicio de sus funciones”.

Esto fue detectado por la “inexistencia” de dos notas de egreso en el cierre del 31 de mayo de 2017 por Bs 490 mil. Pero se precisa que el dinero corresponde a cajeros ATM, de la Agencia de Achacachi.

Esta cifra fue la que se mencionó el 26 de septiembre, cuando Pari fue aprehendido en la plaza Isabel la Católica junto a su amante, la argentina Luciana Cagnola, quien gracias a ese dinero pasó a ser de dama de compañía en Santa Cruz a empresaria que participó en licitaciones estatales, con capital desfalcado al Banco Unión.

Una vez aprehendida, en la declaración informativa que Valdés hace a la comisión de fiscales, detalla que fue el 31 de julio cuando le informaron de la conducta sospechosa y de los gastos ostentosos que Pari hacía sin reparo en redes sociales, cuyas grabaciones y fotografías ahora son testimonios en su contra.

FACEBOOK

Valdés refiere que por medio de llamadas telefónicas, los jefes nacionales de seguridad y microcréditos productivos, además del analista de control operativo, le informaron que Pari salía en el Facebook, ostentando una mesa con varias botellas de whisky y en un vuelo charter.

La primera acción fue informar del hecho al jefe nacional de Operaciones José Luis Quiroz y al gerente regional de La Paz, Iver Vargas.

El 2 de agosto, Valdés instruyó la revisión del efectivo en cajas y bóveda a tres funcionarios, quienes se trasladaron a Batallas, entre ellos la jefe de agencias, Carmen Vargas.

CONTROL DUAL

Paola Barriga, abogada de Valdés, señaló que su cliente declaró que el informe IN/OPE/184/2017, emitido por Vargas, señala que en dicha revisión los funcionarios no detectaron “diferencias” en el saldo de dineros, pero se centran en el incumplimiento al “manual de procedimiento para la administración de cajas y bóveda”.

Detalla que Pari (se presumen que lo hizo de manera intencional) tenía incompleto el registro manual que debía realizar sobre el dinero en bóveda y del envío y recepción de remesas.

Ante este hecho, el jefe nacional de Operaciones, Quiroz y el gerente regional de La Paz, Vargas, determinaron que Pari reciba un llamado de atención verbal, pero la investigación continuaba.

LLORÓ

Es así que el 04 de agosto Valdés y Vargas se presentan en Batallas y realizan un nuevo arqueo que resulta “satisfactorio”, pero más adelante se encontró indicios de que para cuadrar el saldo, la noche previa, Pari había extraído de bóvedas 800.000 bolivianos.

En la misma reunión, argumentando “la evidente falta de interés”, se indujo a Pari presentar su renuncia, que sería presentada ese mismo mes.

“En esa reunión Pari se puso a llorar y les dijo que las irregularidades se deben a que estaba en proceso de divorcio y les pidió quedarse en el cargo hasta diciembre”, detalló Barriga.

Pari aseguró a amigos del Banco Unión y socios en su empresa Saltcon, que había renunciado para dedicarse de lleno a su negocio particular.

MILLONES

Volviendo al contenido del informe, este señala que “a partir del hallazgo, se procedió con la revisión de todos los egresos aplicados por el exfuncionario Juan Franz Pari, durante su permanencia en las agencias de Achacachi y Batallas (2016 - 2017). Operaciones en La Paz, lo que determinó que preliminarmente el monto afectado ascendía a Bs 37.690.000”, precisa el documento.

12 MESES

En el cuadro de apoyo se muestra que el desfalco empezó 12 meses atrás y no 10 como lo aseguraron la exgerente del Banco Unión, Marcia Villarroel, y la directora de la ASFI, Lenny Valdivia.

El cuadro detalla que de diciembre de 2016 a agosto de 2017 Pari se apropió de más de 31 millones de bolivianos de arcas de la agencia de Batallas.

Y revela, asimismo, que en octubre y noviembre de 2016 la agencia de Achacachi reportó un faltante de 6,7 millones de bolivianos.

Por los detalles en la explicación que brinda Valdés ante la Fiscalía, se entiende que en mayo de 2016 la auditoría interna detectó irregularidades en el cuadre de dos cuentas de cajeros automáticos y que el reporte fue de conocimiento del Síndico, el Directorio, Gerencia General y de Operaciones por medio del informe CITE/IN/AIN-OP-014-2017 de 24 de mayo.

Valdés presume que los auditores fallaron en su trabajo y asegura que no se tomaron los recaudos necesarios por parte de las autoridades que conocieron el informe, pues de haberlo hecho habrían verificado ya en diciembre de 2016 que Pari había sustraído los 6,7 millones de bolivianos. La existencia de esa auditoría fue descubierta por Valdés el 27 de septiembre.

DECLARACIÓN

“Decir de que no comprendo cómo (el Banco Unión) puede haber cerrado estados de esta cuenta, sin percatarse de la falta de 37.690.000 bolivianos en el informe anual 2016, y en los estados trimestrales y semestrales”, señala Valdés en su declaración informativa.

El 9 de octubre, cuando Valdés entregó el informe, la Subgerencia de Talento Humano y la Gerencia Regional de La Paz emitieron también la suspensión de sus funciones. Valdés se encuentra recluida en el Centro de Orientación Femenino de Obrajes.

IRREGULARIDADES REVELADAS EN INFORME INTERNO Y DECLARACIONES DE SUBJEFE DE OPERACIONES

Manipulación. El informe BUN/SGROP/20/2017 concluye que para el desfalco, Franz Pari manipuló el sistema Unibanca.

Bolivia. Debido a la falta de control en las cuentas de fondos asignados a cajeros automáticos, se presume que este tipo de problemas “podría haberse presentado en cualquier agencia de Bolivia”.

Incumplimiento. Por motivos desconocidos, de octubre de 2016 a 03 de abril de 2017, la Unidad de Riesgo del Banco Unión dejó de realizar revisión de cierre de cajas.

Incumplimiento. En las gestiones 2016 y 2017 no se efectuaron Auditorías de Riesgo Operativo a las agencias de Batallas y Achacachi.

Acefalía. El cargo de subgerencia nacional de Operaciones del Banco Unión estuvo acéfalo por dos años.

Estados de cuenta. El Banco Unión realizó cierres de estados financieros de 2016, estados trimestrales y semestrales de 2017, sin percatarse de la falta de los Bs 37,6 millones.

Comparte
Síguenos en Facebook