Israel dijo que la renuncia del primer ministro libanés por amenazas del Hezbollah es "una llamada de atención" ante Irán

Israel expresó el sábado que la dimisión del primer ministro del Líbano, Saad Hariri, entre denuncias de un posible atentado contra su vida y críticas a la injerencia de Teherán en el país y la región, es "una llamada de atención" ante la "agresión iraní".


"La renuncia del primer ministro libanés Hariri y sus comentarios son una llamada de atención a la comunidad internacional para actuar contra la agresión iraní que trata de convertir Siria en un segundo Líbano", dijo el jefe del Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, según un comunicado

"Esta agresión pone en peligro no solo a Israel, sino a todo Oriente Medio. La comunidad internacional necesita unirse y afrontar este ataque", resaltó el mandatario israelí, que ve a Irán como "una amenaza existencial" y ha reiterado en varias ocasiones que no permitirá que se asiente en la vecina Siria.

Saad Hariri volverá a ser primer ministro (Reuters)

El primer ministro libanés anunció su decisión el sábado desde Arabia Saudita, durante undiscurso televisado por la cadena Al Arabiya, en el que denunció un complot para asesinarle y acusó a Irán por su "injerencia" en la política libanesa, donde apadrina al grupo chiíta Hezbolla, y toda la región árabe.

Su padre, Rafiq Hariri, también primer ministro en dos oportunidades (1992-1998 y 2000-2004) fue asesinado en el año 2005 en una explosión de un coche bomba, que más tarde fue atribuída a Hezbollah por parte del tribunal de La Haya.

Ese canal aseguró horas más tarde que las fuerzas de seguridad libanesas frustraron hace unos días un atentado contra Hariri.

Irán, por su parte, rechazó las acusaciones del político libanés y denunció que su renuncia al cargo es parte de un plan para desestabilizar Oriente Medio.

Con información de EFE

Comparte
Síguenos en Facebook