La creciente producción de piña y banano carece de mercados

La creciente producción de banano y piña en el trópico, sumada a la falta de una programación, devela la falta de mercados para acomodar la producción de los cultivos alternativos a la hoja de coca.
En una visita que organizó el Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin), los productores del trópico que optaron por cultivos alternativos a la hoja de coca reclamaron mayor atención del Gobierno a sus demandas.
Según el técnico del Fonadin, Grover García, las familias que se dedican a la producción de piña generan un ingreso mensual de 3.500 bolivianos, lo que significa que antes se percibía más por los mismos volúmenes vendidos.
Añadió que 3 mil familias de cinco municipios se dedican a la producción de piña en el trópico con cultivos de dos a tres hectáreas en promedio.
“Nos está yendo de regular a mal, hay mucha producción de fruta, no hay una programación para cultivar, todos cultivan al mismo tiempo y se vende menos, nuestras ventas han caído el 50 por ciento este 2017”, informó el productor de piñas Juan Ramirez.
Ante estas dificultades, Ramírez indicó que su producción se destina mayormente al mercado interno. Sin embargo, algunos productores de la zona envían el 30 por ciento al mercado argentino.
En tanto, el dirigente de la Asociación de Productores de Bananas y Cítricos (Asprobaci), Miguel Flores, indicó que las 95 familias productoras afiliadas a su sector en el municipio de Shinahota carecen de los recursos para mejorar las condiciones de sus cultivos.
“Hemos bajado el volumen de nuestra producción por un tema logístico, de organización, por la falta de apoyo estatal. En este caso, tiene que haber asistencia estatal en cualquier instancia productiva. Hay mucho por hacer”, sostuvo Flores.
El dirigente precisó que las familias agricultoras necesitan invertir en un sistema de riego, ya que el banano es un producto que demanda gran cantidad de agua.
Se estima que cada familia productora de banano en el trópico cuenta con un promedio de tres a cinco hectáreas. Asprobaci destina el 70 por ciento de su producción a los mercados de Argentina y Perú, mientras que el 30 por ciento restante se distribuye en Bolivia.

DATOS
Shinahota cuenta con una planta de empaque. Fonadin entregó una planta de empaque de bananos en Shinahota con capacidad de empacar 3 mil cajas de bananas a la semana.
Organismos evalúan cultivos en el trópico. Ayer, una comitiva de representantes de organismos internacionales que participaron del segundo Foro de Diálogo Intrarregional de Desarrollo Alternativo (Copolad) visitó los cultivos alternativos a la producción de la hoja de coca. El recorrido se centró en Shinahota y Villa Tunari.

Comparte
Síguenos en Facebook