La Paz - Tras intervención al Obrero, hay más de 2.000 pruebas en espera

Verónica Zapana S.  / La Paz
Desde hace una semana no funciona el laboratorio de patología del Hospital Obrero debido a la intervención que realizó la Policía a la unidad donde cayó  una red de tráfico de servicios. Por esa razón, desde el martes 31 de octubre  hasta la fecha,  ya  son más de 2.000 muestras que no son procesadas. Los pacientes reclaman  pronta atención.

"No está trabajando (el laboratorio) porque está cerrado durante una semana. Qué voy a hacer con las muestras que están pendientes para ser procesadas”, dijo ayer  preocupado el administrador regional de la CNS La Paz, Williams de la Barra.

Aseguró que lo peor es que "siguen llegando las muestras”, y que cada día se reportan entre  "300 y 400 muestras”, es decir que ya van más de  2.100 y 2.800 exámenes que no fueron procesados. Ante esa situación, De la Barra explicó que no se puede continuar en la misma situación, porque la unidad  del laboratorio de  patología no puede parar.

Debido a esa problemática, De la Barra  anunció que buscará la forma de habilitar nuevamente esa unidad. "Compraremos servicios, ¿qué puedo hacer? los pacientes no pueden esperar para conocer sus resultados ya que hay muestras de biopsia que deben tener resultados de forma inmediata para iniciar quimioterapia o algún tratamiento”, sostuvo. 

 De la Barra explicó que la solución debe darse de forma inmediata. "En un rato (ayer) nos reuniremos con el Comité Técnico Regional para que en las próximas horas le informemos al gerente general de la CNS  (Juan Carlos Meneses) la solución a este tema”, precisó.

Durante la semana pasada, la Policía y la Fiscalía intervinieron el laboratorio del Hospital Obrero. De este lugar, las autoridades recolectaron equipos de computación y documentos. Fruto de esa investigación se identificó una red de tráfico de servicios, es decir que los funcionarios de esa unidad vulneraban los sistemas de seguridad del nosocomio y usaban insumos de la institución para particulares y no para los asegurados.

Producto de la investigación cayeron nueve personas, cuatro mujeres que tienen detención preventiva en el penal de Obrajes y cinco con arresto domiciliario, entre ellos el exdirector del Hospital Obrero, Carlos Ibáñez, a quien se lo acusó de "incumplimiento de funciones”.

La semana pasada, el gerente  nacional de la CNS, Juan Carlos Meneses, informó que la denuncia se supo en abril y desde entonces se realiza las investigaciones pertinentes. Remarcó que  fue el 2 de mayo, cuando se presentó la primera querella ante la Fiscalía por esa causa, pero la misma se rechazó en septiembre. Por esa razón, se volvió a presentar la denuncia en los primeros días de octubre y se realizó la  indagación.

Meneses adelantó además  que no sólo es esa unidad la investigada, ya que se presume que hay vínculos con otras cinco áreas.

En el laboratorio se realizan pruebas de biopsias de todo tipo de tejidos como papanicolau,  cristalizaciones  (para saber si un embarazo está en riesgo de aborto) y otros.

Ayer, los pacientes del Hospital Obrero reclamaron por sus resultados. "No puede ser que no nos entreguen. Me dijeron que me darían los resultados en esta semana y ahora nadie sabe nada”,   dijo molesta una asegurada.

De acuerdo con don René Q. hace un mes le hicieron una cirugía de próstata y le pidieron que ayer retorne para conocer sus resultados. "No hay nada. Nuestro tiempo perdido”, lamentó.

Según  el voto resolutivo 001/2017,  que  fue firmado por  27 administradores de la CNS regional La Paz, se denuncia  que las acciones asumidas en el laboratorio de patología, donde  el personal y sus autoridades fueron  suspendidos y en proceso de investigación,  representan   "un  daño a la salud de los asegurados, al haberse asumido medidas sin prever la continuidad de los servicios”.

Comparte
Síguenos en Facebook